Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Control preciso y no invasivo del flujo sanguíneo cerebral

Existe un dispositivo de bajo coste, portátil y no invasivo que permite realizar mediciones precisas y fiables de la circulación sanguínea en el cerebro.
Control preciso y no invasivo del flujo sanguíneo cerebral
Los traumatismos de la cabeza, la hidrocefalia, los tumores, las hemorragias y la trombosis son algunas de las causas que aumentan la presión intracraneal por encima de determinados niveles. Ese aumento de la presión puede obstruir o hacer que cese el flujo sanguíneo cerebral (CBF), y un CBF insuficiente tiene mucho que ver con el suministro inadecuado de nutrientes al cerebro. Por tanto, se puede producir una isquemia cerebral y un daño neurológico irreversible, que puede derivar en un estado de coma, la pérdida de facultades o incluso la muerte.

La gravedad de estas patologías exige un control continuo de los pacientes para detectarlas rápidamente, con el fin de intervenir de inmediato antes de que se produzcan daños irreversibles. Los métodos más frecuentes de medición directa e indirecta de CBF son la sonografía Doppler transcraneal, algunas técnicas de obtención de imágenes por resonancia magnética (MRI) y la tomografía computada (CT-Scan). Estos métodos suelen ser complementarios entre ellos y presentan algunos inconvenientes importantes, como el hecho de ser invasivos, molestos para el paciente y muy caros.

Para resolver este problema, se ha fabricado un dispositivo no invasivo para realizar un seguimiento continuo del flujo sanguíneo cerebral, cuyo funcionamiento se basa en técnicas de reoencefalografía. La idea que se esconde detrás de la reoencefalografía es que la impedancia eléctrica de la combinación sangre-tejido depende de la cantidad de sangre que haya en el tejido. El uso de electrodos que conllevan estas técnicas puede generar lecturas imprecisas, ya que incluyen mediciones del flujo sanguíneo en el cuero cabelludo del paciente.

Para superar este inconveniente, científicos españoles trataron de eliminar la información no deseada procedente del cuero cabelludo de las lecturas del aparato. La principal novedad del dispositivo es que, a pesar de que se basa en la reoencefalografía clásica, es capaz de ofrecer mediciones del CBF en tiempo real, fiables y precisas, sin tener en cuenta la información obtenida del flujo sanguíneo del cuero cabelludo.

El aparato es fácil de utilizar, ya que emplea cuatro electrodos en el cuero cabelludo del paciente y no hace falta tener conocimientos especiales para usarlo; por tanto, resulta inofensivo y no hace daño a los pacientes. Este nuevo dispositivo es de bajo coste y gran portabilidad, ya que funciona también con pilas, lo que hace que se pueda usar en ambulancias y pequeños centros de salud. Se busca un fabricante industrial de sistemas médicos electrónicos para firmar un acuerdo de licencia o de cooperación técnica.
Número de registro: 82928 / Última actualización el: 2006-10-09
Dominio: Tecnologías industriales