Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

AIDE — Resultado resumido

Project ID: 507674
Financiado con arreglo a: FP6-IST
País: Suecia

Hacia una conducción más sofisticada

Un proyecto comunitario trabaja en una metodología para evaluar tecnologías de interfaces hombre-máquina utilizadas en automóviles que se sitúa a la vanguardia de las iniciativas dedicadas a mejorar la conducción y hacerla más segura.
Hacia una conducción más sofisticada
Los conductores actuales pueden darse el lujo de adquirir distintas tecnologías de a bordo como los «sistemas avanzados de ayuda al conductor» (ADAS) y los «sistemas de información a bordo» (IVIS). Además, el empleo a bordo de dispositivos informáticos portátiles no hace sino aumentar. Estas tecnologías permiten que la conducción sea más cómoda y agradable, pero no se detienen ahí sus beneficios.

ADAS puede ayudar a un conductor a percibir con mayor precisión un posible peligro en la carretera. También tienen la capacidad de automatizar en parte la conducción, lo que puede reducir los accidentes, y sobre todo los provocados por errores humanos. Entre sus prestaciones se encuentran la alerta de límites de velocidad, detección de puntos ciegos y avisos de salida de carril, seguimiento seguro automatizado, detección de peatones, visión aumentada y control de la atención del conductor.

El proyecto financiado con fondos comunitarios AIDE estudió aspectos de las interfaces hombre-máquina (HMI) relacionados con el empleo a gran escala de sistemas inteligentes de seguridad vial. Los investigadores de AIDE desarrollaron metodologías para integrar en vehículos ADAS, IVIS y otros dispositivos informáticos portátiles de forma segura y eficiente.

Las cuestiones relativas a las HMI poseen gran importancia debido a que el grado de seguridad que ofrecen estos sistemas depende en gran medida de la interacción que se produzca con el conductor. Un ejemplo de ello es la relación adecuada entre alerta y respuesta a la hora de evitar una colisión. Los investigadores estudiaron nuevas tecnologías centradas en elementos visuales, táctiles y sonoros para aprovecharlas de la mejor manera posible y obtener el máximo beneficio de ellas desde el punto de vista de la seguridad.

También estudiaron comportamientos del conductor como la confianza excesiva en las tecnologías de seguridad a bordo y las posibles distracciones provocadas por algunas tecnologías. Un claro ejemplo de ello es el empleo del teléfono móvil. La tasa de penetración en el mercado es también un dato significativo pues indica el uso real. Para entender mejor los efectos del comportamiento se crearon un modelo y una simulación informática.

La investigación realizada por AIDE resalta el potencial y los beneficios máximos que ofrece la integración eficiente y segura de tecnologías HMI en el entorno de conducción y se espera que relegue al pasado hábitos tan peligrosos como el de sostener el móvil mientras se conduce.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba