Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

Reportaje destacado

Financiado con arreglo a: FP6-IST

Grandes logros de proyectos - Mejores tecnologías para los internautas europeos más mayores

Se dice que la necesidad es la madre de la invención y esto es aplicable a los investigadores europeos que han desarrollado una plataforma fácil de usar para que los europeos de mayor edad puedan tener una vida productiva y saludable después de su jubilación.
Grandes logros de proyectos - Mejores tecnologías para los internautas europeos más mayores
La población de Europa envejece. Cubrir las necesidades de las personas mayores representa numerosos retos para las autoridades europeas, tanto en aspectos socioeconómicos como sanitarios, pero también está permitiendo la emergencia de oportunidades inesperadas para soluciones y tecnologías innovadoras.

Tomemos como ejemplo Alemania, el país más poblado de la Unión Europea con alrededor de 82 millones de habitantes. Sin embargo, con una tasa de fertilidad de tan sólo 1,38 hijos por madre, se prevé que la población se reduzca a entre 65 y 70 millones de personas en 2060. Esto significa que habrá menos alemanes en edad de trabajar para apoyar a los jubilados. Aquí es donde la tecnología puede ayudar.

El proyecto VITAL («Asistencia vital para las personas mayores»), financiado por la Unión Europea, ha desarrollado un conjunto integrado de tecnologías y una plataforma unificadora para proporcionar servicios y aplicaciones basados en Internet a usuarios mayores.

Los investigadores han dedicado tiempo y esfuerzo extra para poner la tecnología al alcance de los usuarios de mayor edad, que pueden estar o no familiarizados con el uso básico de un ordenador o con interfaces tecnológicas como los teclados. Teniendo en cuenta el estado de las tecnologías, estaba claro que las generaciones mayores se sienten más cómodas con el televisor, cómo funciona, y qué puede ofrecerles como fuente de información y de entretenimiento. Por este motivo, para VITAL se utilizó el humilde televisor como referencia de cuán simples debían ser las herramientas a obtener.

«Si puedes utilizar un televisor, puedes utilizar la plataforma VITAL», destaca el Dr. Oliver Keller, del Centro de Investigación Alemán sobre Inteligencia Artificial (DFKI), que coordinó el proyecto de investigación multidisciplinar europeo.

Control remoto para personas en ubicaciones remotas

Para lograr el éxito, el equipo de VITAL sabía que sería necesario realizar progresos en el estado de la técnica en tres campos clave: interfaces de usuario avanzadas diseñadas para personas mayores (esto es, televisores y móviles), sistemas inteligentes con información y servicios interactivos y personalizados, y tecnologías de reconocimiento de la voz y de lenguaje natural.

El proyecto de tres años, que se amplió durante once meses para completar la amplia labor de pruebas y verificación, ha cumplido sus promesas. La plataforma VITAL incluye aplicaciones y servicios, un terminal de usuario y un terminal de operador, así como software para ejecutar las aplicaciones del usuario y demás elementos necesarios para probar y hacer funcionar las aplicaciones.

Los servicios desarrollados incluyen audiolibros, programas de educación y entretenimiento como programas multimedia de cocina, juegos de igual a igual (p2p) que favorecen el contacto social, un periódico personal dirigido hacia los intereses del usuario, y videoconferencia. Todo ello a través del televisor.

«La soledad y la sensación de aislamiento son situaciones comunes entre muchos jubilados, en especial quienes sufren enfermedades que limitan la movilidad», explica el Dr. Keller. «Por este motivo, la importancia de las aplicaciones 'sociales' transciende a la simple diversión y los juegos; pueden ser un vínculo vital con amigos, familiares y cuidadores.

Las ventajas para las personas que viven en lugares apartados en Europa también son notables, según cuenta el coordinador del proyecto, en especial para realizar consultas médicas, por ejemplo, mediante videoconferencia. Con el sistema fácil de usar, las personas mayores pueden permanecer de forma independiente en sus hogares por más tiempo, lo cual supone también un potencial ahorro de costes para las administraciones sanitarias.

Escenario típico

En un escenario típico, una persona mayor sentada en frente del televisor puede interactuar (mediante órdenes verbales o con un control remoto) para elegir entre los servicios organizados en forma de iconos en la pantalla. A continuación, el software de la aplicación guía al usuario a través de los pasos necesarios.

«Actualmente VITAL es un sistema modular fácil de usar, diseñado para ocultar la complejidad de las transacciones que tienen lugar en el sistema», indica el Dr. Keller. «Los resultados de las distintas pruebas con usuarios son muy prometedores. Las opiniones recogidas de las personas mayores que han utilizado el sistema de forma interactiva durante un amplio periodo de tiempo ha ayudado al proyecto VITAL a ajustar el sistema a las necesidades reales de este grupo específico de usuarios.

El sistema VITAL también tiene un potencial comercial notable, especialmente a medida que la población occidental siga envejeciendo. En 2026, se prevé que más del 30 % de europeos supere los 65 años, lo cual equivale a 211 millones de habitantes. En 2050, este grupo podría llegar a suponer un 42 %, correspondiente a casi 265 millones de personas.

VITAL no es el único grupo de investigación que estudia cómo proporcionar servicios mejores y más inteligentes dirigidos a un mercado compuesto por personas cada vez de mayor edad, pero el esfuerzo adicional invertido en mejorar la facilidad de uso de la plataforma y por añadir la parte de entretenimiento debería dar sus frutos a largo plazo.

Durante el diseño y desarrollo del sistema se prestó especial atención a dos aspectos. En primer lugar, se utilizó una estructura muy modular con el fin de que el sistema VITAL tuviese capacidad de ser ampliado para incluir nuevos servicios de forma rápida y eficiente, y permitir integrarlos con las plataformas de servicios existentes con facilidad. En segundo lugar, VITAL se basa en estándares aceptados a nivel mundial (ISO/IEC), que mejoran drásticamente la accesibilidad y la usabilidad de los servicios.

El consorcio VITAL tiene un plan sólido de explotación de los resultados, incluyendo los componentes de servicios y capitalizándose en el mercado de las redes sociales. Meticube, una PYME con una estrategia de negocio dedicada a los mercados de la sanidad y de la vida cotidiana asistida por el entorno (AAL), liderará el despliegue de este plan en el mercado.

El proyecto VITAL ha recibido financiación de la iniciativa «Tecnologías para la sociedad de la información» (IST) del Sexto Programa Marco de investigación. El proyecto acaba de entregar su informe final, que está disponible en su sitio web http://www.ist-vital.org

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba