Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

SUSAN — Resultado resumido

Project ID: 16079
Financiado con arreglo a: FP6-SUSTDEV
País: Alemania

¿Aguas residuales para fertilizar las tierras agrícolas de la UE?

Un plan en dos fases destinado a transformar los lodos de las aguas residuales en fertilizantes ayudará a la Unión Europea a ahorrar en importaciones de fósforo. A su vez, esto contribuirá a impulsar la agricultura con un modelo sostenible y ecológico.
¿Aguas residuales para fertilizar las tierras agrícolas de la UE?
Existe la posibilidad de utilizar con seguridad lodos procedentes de las aguas residuales urbanas y de que resulten beneficiosos para la agricultura siempre que se puedan eliminar de ellos los agentes contaminantes peligrosos, como son plaguicidas, plomo, patógenos y fármacos. Los lodos contienen grandes cantidades de fósforo, una sustancia muy necesaria y que puede ser muy beneficiosa como fertilizante en las explotaciones agrícolas.

El proyecto de la UE «Reutilización segura y sostenible de lodos de las aguas residuales urbanas para la recuperación de nutrientes» (SUSAN) estudió distintos procesos que pueden transformar los lodos en un fertilizante seguro. Se llegó a la conclusión de que es posible aplicar un proceso denominado monoincineración para destruir todos los patógenos y agentes contaminantes orgánicos antes de iniciar la recuperación del fósforo. No obstante, también se descubrió que el proceso de incineración debe llevarse a cabo en instalaciones dedicadas exclusivamente al tratamiento de aguas residuales, sin presencia de ningún otro tipo de residuos. Se trata de un detalle importante para evitar la disolución de sustancias valiosas como el fósforo.

También es obligatorio incluir otra fase en el procedimiento para disminuir la presencia de metales pesados en los lodos y mejorar la biodisponibilidad del fósforo. Se trabajó para desarrollar tecnologías que favoreciesen la recuperación de nutrientes y fueran a la vez respetuosas con el medio ambiente. Con el tratamiento térmico en dos fases se consiguió destruir los contaminantes orgánicos por medio de la incineración, en un paso previo a la eliminación de los metales gracias a procesos termoquímicos. Las cenizas resultantes contenían, aproximadamente, un 20 % de fósforo biodisponible, además de calcio, potasio y magnesio, propiedades ideales para la producción de fertilizantes.

Ya que el fósforo es un recurso no renovable que podría agotarse, especialmente en Europa, con esta tecnología la UE podría crear una fuente propia de este recurso, en lugar de verse obligada a importarlo del extranjero. Pronto se establecerán en Europa nuevas instalaciones de mayor capacidad para el tratamiento de lodos procedentes de aguas residuales. Además se encuentra ya en marcha un estudio piloto relacionado con este tema.

En último término, estas innovaciones serán un respaldo para la agricultura y supondrán un método ecológico y rentable de producir fertilizantes para la UE.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba