Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Simular los retos de la evolución automovilística

La simulación de aspectos problemáticos del diseño de vehículos, desde la elección de materiales hasta el cálculo de la mecánica de las fracturas, podría aumentar la rentabilidad de los procesos de diseño y producción de automóviles.
Simular los retos de la evolución automovilística
Los avances de la tecnología digital benefician en gran medida a la industria automovilística gracias a la consiguiente racionalización de la investigación, el desarrollo y la producción, sobre todo mediante el empleo de métodos de simulación de procesos de ingeniería y modelización digital. El proyecto financiado con fondos europeos Autosim («Desarrollo de mejores prácticas e identificación de tecnologías vanguardistas en la simulación de procesos de ingeniería de automoción») se dedicó a estudiar la manera de aprovechar dichos avances.

En su seno se reunieron 32 entidades de gran relevancia como empresas automovilísticas, desarrolladores de software, consultores y proveedores, entre otros. El consorcio se basó en experiencias y conocimientos interdisciplinarios para desarrollar mejores prácticas e investigar tecnologías vanguardistas de ingeniería asistida por ordenador (CAE).

Autosim se dedicó sobre todo a integrar la simulación del proceso de diseño en su conjunto en un sistema de gestión de CAD (diseño asistido por ordenador) y de datos de simulación. También hizo hincapié en la caracterización de materiales mediante tareas de modelización de compuestos, espumas, mecánica de fracturas y durabilidad. Un tercer ámbito de importancia fue la generación de confianza en el empleo de los resultados de las simulaciones mediante actividades de validación y correlación de resultados con pruebas reales.

Los tres ejes o temas del proyecto se consideraban interconectados debido a que cada uno de ellos depende del resto, lo cual hace necesaria la adopción de una nueva tecnología de simulación. El capital humano es básico en esta ecuación, como también lo es la obtención de las herramientas informáticas adecuadas de distintos proveedores.

En último término, una tecnología mejorada de simulación reducirá el coste de la producción y permitirá que el diseño de vehículos se traslade de la mesa de dibujo a la cadena de producción. Como resultado de todo ello se lograrán automóviles menos caros y más eficientes.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba