Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

FRESHLABEL — Resultado resumido

Project ID: 12371
Financiado con arreglo a: FP6-SME
País: Alemania

Trazabilidad de la cadena de suministro de alimentos congelados

Unos microcristales sorprendentes que cambian de color pueden ser útiles para comprobar la frescura de un producto alimentario. Un sistema basado en ellos ayudará a los consumidores a dar con el pescado y la carne más recientes y frescos y reducir enormemente las intoxicaciones alimentarias.
Trazabilidad de la cadena de suministro de alimentos congelados
Los mercados locales de alimentos no dejan de ganar popularidad, pero la carne y sobre todo el pescado todavía han de recorrer, por norma general, grandes distancias desde el punto de producción hasta el de consumo. Conservar su frescura es un aspecto indispensable para esta industria.

El reto estriba en que la cadena de suministro está compuesta de distintos eslabones pertenecientes a sectores comerciales diferenciados que pueden fallar a la hora de mantener las condiciones de frío necesarias. Esta circunstancia puede mermar la calidad del producto e incluso provocar que este se eche a perder antes incluso de que se cumpla la fecha de caducidad.

El proyecto Freshlabel («Método integrado que permite la trazabilidad de la cadena de productos de pescado y carne frescos y congelados mediante indicadores de tiempo y temperatura confeccionados a medida») reunió a distintas empresas de pequeño tamaño orientadas a la investigación para estudiar el potencial de los indicadores de tiempo y temperatura (ITT) para dar solución a este aspecto de la cadena de suministro.

Los productos cárnicos y pesqueros fríos y congelados han de mantenerse a temperaturas cercanas o ligeramente superiores al punto de congelación, que varía de un tipo de alimento a otro. Para superar este escollo dicho proyecto financiado con fondos de la Unión Europea desarrolló un ITT que puede adaptarse al producto concreto que se pretende convertir en objeto de seguimiento. Para ello se diseñaron microcristales especiales que cambian de color según la temperatura reinante. Se diseñó una escala que va desde el azul oscuro (que indica frescura máxima) hasta el blanco (que indica todo lo contrario) para que cualquier empresa dedicada a la impresión de etiquetas pueda reproducirla con facilidad.

La tecnología Freshlabel logrará que la calidad de los productos sea una característica mucho más visible para los consumidores y proporcionará a los productores europeos de carne y pescado una herramienta que les permitirá obtener una ventaja competitiva en el mercado global.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba