Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Carreteras más seguras gracias a tecnología de sensores

Se ha creado un sistema de sensores fijos y móviles en carretera capaz de avisar de zonas propensas a causar accidentes y, de este modo, reforzar la seguridad para los usuarios de la vía pública.
Carreteras más seguras gracias a tecnología de sensores
Para la buena marcha de la sociedad, la economía y la industria es indispensable que el transporte por carretera sea eficiente y seguro. Los gobiernos de diferentes países han buscado en las nuevas tecnologías soluciones a cuestiones preocupantes como la intensificación del tráfico por carretera, la subida de las cargas por eje, el aumento del transporte de mercancías, la tasa constante de accidentes y la seguridad en carretera.

El proyecto financiado con fondos europeos INTRO («Carreteras inteligentes») investigó la manera de solucionar estas cuestiones mediante tecnología de sensores, haciendo especial hincapié en la seguridad, la capacidad, el mantenimiento y el correcto funcionamiento de la red vial.

El equipo del proyecto se propuso combinar tecnología de sensores ya existente con bases de datos locales y redes en tiempo real con el fin de mejorar la seguridad y la capacidad de la red de carreteras. Para ello era preciso recoger datos sobre la aparición de deficiencias en dicha red y comunicarlos tanto a los usuarios como a las autoridades responsables del mantenimiento.

INTRO esbozó una serie de proyecciones exhaustivas relativas al transporte por carretera contemplando todas las situaciones y los factores posibles de cara a crear «sistemas viales inteligentes». Además, sus responsables mostraron la manera de hacer frente a las distintas situaciones y redactaron recomendaciones pertinentes para mitigar las condiciones esbozadas.

Un aspecto fundamental del proyecto fue la seguridad del tráfico, destacando los tramos de carretera de baja fricción, que plantean un grave riesgo y pasan desapercibidos a los usuarios de la vía. INTRO estudió la información de un sistema ampliado de datos de tráfico (xFCD), que determina el tráfico de la carretera según la velocidad, el sentido del desplazamiento e información sobre tiempos a partir de los teléfonos móviles ubicados en vehículos. También se realizaron simulaciones de las distancias de frenado y se tuvieron en cuenta posibles opciones de interfaces hombre-máquina con el fin de alertar a los conductores de zonas de baja fricción.

Otra cuestión importante fue la gestión de la infraestructura, es decir, un funcionamiento y mantenimiento eficientes de la red de carreteras. Para esto se necesita contar con información precisa y en tiempo real sobre las condiciones en la carretera, datos recopilados por medio de sensores estables (en la calzada, puentes, aceras) y de sensores móviles (vehículos sonda).

La tecnología investigada presentó prestaciones especialmente satisfactorias en entornos rurales, donde son más probables los accidentes por exceso de velocidad. Los resultados de este proyecto pueden resultar de utilidad para autoridades políticas y diversas partes interesadas de cara a desarrollar esta tecnología y aprovecharla para crear en toda Europa una infraestructura vial más segura.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba