Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

TAMIRUT — Resultado resumido

Project ID: 16382
Financiado con arreglo a: FP6-NMP
País: Italia

Localización del cáncer de próstata con microesferas

Las dolorosas y costosas biopsias efectuadas para detectar el cáncer de próstata pueden arrojar resultados erróneos por no realizarse un examen del órgano al completo.
Localización del cáncer de próstata con microesferas
El proyecto financiado con fondos europeos Tamirut («Nuevo concepto de biosensor para diagnóstico médico: microesferas dirigidas y transducción remota de ultrasonidos») abordó este problema reuniendo a especialistas en varios campos de la ciencia y la tecnología con el objetivo común de desarrollar un tipo nuevo de biosensor. Los socios del proyecto inyectaron en el cuerpo de un paciente una microesfera para que se uniera a células diana predeterminadas. De este modo los profesionales de la medicina podrían observar incluso cantidades diminutas de tejido enfermo. La posición de la microesfera se fue siguiendo mediante ecografía médica, una tecnología segura que suele utilizarse para observar fetos en la matriz.

Las microesferas tienen un diámetro de menos de un milímetro pero de más de una micra, y se pueden diferenciar del tejido circundante por la incidencia en ellas de las ondas de ultrasonido. Cada microesfera está encapsulada en un cascarón sólido hecho de proteína o lípido para impedir que se disuelva.

El equipo científico del consorcio de Tamirut desarrolló una microesfera a cuyo cascarón unieron un ligando bioconjugado que favorecía su adhesión a las células diana. Mediante un ecógrafo se pudo detectar la microesfera una vez se había unido a dichas células diana, revelando así la presencia de tumores en fase inicial. Al localizar tumores en sus estadios iniciales de desarrollo, los facultativos pueden empezar a tratarlos antes, de modo que se incrementan las probabilidades de supervivencia del paciente.

El biosensor de Tamirut permitió además un examen íntegro de la próstata, sin excluir ninguna parte de la misma. Se trata de una mejora considerable con respecto al método convencional, que sólo permitía considerar aquellas partes de las que se extraían muestras de biopsia. Así pues, el nuevo sensor evita que en las exploraciones se pasen por alto tumores de dimensiones reducidas.

Este biosensor en forma de microesfera dirigida ofrece un método sencillo, eficaz, indoloro y rentable para la detección del cáncer de próstata que se espera redunde en una mejor calidad de vida de los pacientes.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba