Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Grúas seguras, ventajas para todos

Las grúas son herramientas fundamentales en los puertos modernos, pero los operarios de las grúas se ven sometidos a un fuerte estrés cotidiano que afecta a su eficiencia. Sacarles de la cabina de la grúa y que puedan trabajar desde una sala de operaciones a distancia podría ayudar a incrementar su rendimiento y mejorar sus condiciones de trabajo.
Grúas seguras, ventajas para todos
Dada la necesidad constante de levantar objetos pesados, las grúas y sus operarios son ingredientes imprescindibles para el buen funcionamiento de cualquier puerto. Pero la realidad es que, a menudo, las grúas son menos eficientes y productivas, en términos de levantamientos por hora, de lo que piensan sus fabricantes y las autoridades portuarias. El estrés y la tensión constantes que soportan los operarios que manejan las grúas, y que son fruto tanto de la intensa vibración de la cabina como de la atención constante que tienen que prestar al balanceo de la carga, son los factores claves responsables de la pérdida de eficiencia de los mismos.

En colaboración con asociaciones de operarios de grúas y autoridades portuarias, el proyecto Securcrane («Diseño de un sistema innovador de accionamiento y control de grúas portuarias para su manejo seguro a distancia»), financiado por la Unión Europea, pretendía no sólo aumentar el rendimiento global de los operarios, sino también mejorar sus condiciones de trabajo, seguridad y protección. Para conseguirlo, los socios del proyecto desarrollaron un sistema de control a distancia de grúas, en tiempo real y tridimensional (3D), que permite al operario manejar la grúa sin tener que sentarse en la cabina. Utilizando técnicas avanzadas de inteligencia artificial y tecnologías de visión artificial, este innovador sistema simula la situación real en la cabina, como si el operario estuviera a bordo de la misma.

Una de las razones por las que hasta ahora no se habían implantado los sistemas a distancia era la carencia de sistemas eficientes de percepción de la carga y de dispositivos antibalanceo sensibles. El sistema Securcrane incluye sendos módulos de seguimiento de la carga y antibalanceo que funcionan de manera automática, sin necesidad de que intervenga un operario. El módulo de seguimiento de la carga se compone de sensores, principalmente cámaras, colocados en puntos clave de la estructura de la grúa, y que controlan cada contenedor que se maneja desde diferentes puntos de vista y ángulos de toma.

El sistema sirve para diferentes tipos de grúas y supera las prestaciones de cualquier alternativa comercial existente. No obstante, será necesario perfeccionarlo aún más antes de que se pueda comercializar. El módulo de control a distancia también se podría aplicar al transporte, la logística, la seguridad y la defensa.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba