Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

CULT-STRAT — Resultado resumido

Project ID: 501609
Financiado con arreglo a: FP6-POLICIES
País: Suecia

Mejorar la conservación del patrimonio cultural de Europa

Para poder seguir apreciándolo en todo su esplendor, es necesario proteger el patrimonio cultural europeo frente a una serie de amenazas. Una iniciativa financiada por la Unión Europea se propuso facilitar un poco a todos los agentes implicados la tarea de afrontar este reto.
Mejorar la conservación del patrimonio cultural de Europa
La mala calidad del aire representa una grave amenaza para los objetos del patrimonio cultural: las directivas de la Unión Europea deben tener en cuenta el efecto de los contaminantes antropogénicos sobre estos símbolos, que se consideran parte integrante de la identidad europea. Dicha actitud es particularmente pertinente en el caso del programa de la Comisón Europea CAFE («Aire limpio para Europa»), en las intervenciones a través del programa marco «Cultura 2000» o si se trata de los Fondos Estructurales.

La parte positiva es que las repercusiones de la contaminación atmosférica se pueden medir y a menudo resultan obvias. De este modo, las preguntas que surgen se refieren a en qué medida afecta ésta a los edificios y las estatuas, cuáles son los costes de reparación de los daños que provoca, qué maneras hay de evitar pérdidas innecesarias y cuál es la importancia de mantener algunos monumentos en concreto.

Para tratar dichas cuestiones, los socios del proyecto Cult-strat («Estrategias de gestión y evaluación de los efectos de la contaminación atmosférica sobre el patrimonio cultural») se plantearon facilitar una obra de referencia científica que reuniera los conocimientos existentes, así como aquéllos generados en talleres organizados con este fin. La forma que tomaría dicha obra de referencia, un manual, ayudaría a los gestores del patrimonio a tomar decisiones estratégicas a nivel local, y a los profesionales con capacidad de decisión y responsables de formular políticas del programa CAFE a desarrollar políticas a nivel nacional y comunitario.

Para facilitar el trabajo de dichos agentes, los miembros del consorcio se fijaron el objetivo de identificar los indicadores materiales y los niveles umbrales de diferentes sustancias contaminantes. Entre los beneficios a largo plazo de estas políticas, cabe destacar la reducción de daños y lograr el mantenimiento sostenible y la conservación preventiva del patrimonio cultural del continente. Con este fin se evaluaron las recomendaciones existentes para reducir las sustancias contaminantes cerca de las zonas que concentran el patrimonio cultural, minimizar los daños de la corrosión y alcanzar unos valores objetivo. Los investigadores también desarrollaron metodologías para llevar a cabo los estudios de evaluación de riesgos pertinentes.

Con los datos de las mediciones y los modelos de situaciones futuras de deterioro, realizaron una cartografía espacial de los posibles daños y valoraron los costes de restauración en diferentes áreas, elaborando mapas de corrosión para el acero al carbono, el cobre, el zinc, el bronce y la piedra caliza de Portland. Los miembros del equipo escogieron estos elementos como los principales indicadores de la corrosión y los comprobaron a través de una red de emplazamientos de prueba durante un período prolongado.

En otras actividades, los socios de Cult-strat adoptaron un enfoque de estudio de casos orientado a mejorar la comprensión de diversos aspectos relacionados con las categorías de materiales que desempeñan algún papel en el ciclo de vida o en las derivaciones del tiempo de vida, con cómo las estimaciones de estos últimos podrían servir de base para las estrategias de gestión, y con la evaluación de los análisis de costes-beneficios para los diferentes tipos de bienes patrimoniales en los distintos emplazamientos.

Los socios del proyecto pudieron organizar con éxito dos talleres de discusión y difusión de los resultados del mismo en los que participaron especialistas de distintos campos del saber. Además publicaron un libro que combina los resultados de investigaciones recientes con información práctica y que puede ser utilizado como manual de referencia por, entre otros, responsables políticos, investigadores y responsables de la protección del patrimonio cultural.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba