Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

LOW-HEAT — Resultado resumido

Project ID: 500399
Financiado con arreglo a: FP6-SME

Reciclaje del calor del agua caliente

En las sociedades occidentales el agua caliente no se valora. Sin embargo, la preparación y el almacenamiento del agua caliente es un proceso costoso que consume gran cantidad de energía.
Reciclaje del calor del agua caliente
El agua caliente para los lavavajillas, las lavadoras y las duchas, cuya producción representa aproximadamente el 90 % del consumo de energía de estos aparatos en Europa, se vacía en la red de alcantarillado. La recuperación del calor de las aguas residuales que todavía están calientes podría disminuir de manera significativa el consumo de energía y contribuir a cumplir con las obligaciones legales de aplicar técnicas de gestión sostenible en la calefacción y la fontanería.

El proyecto financiado con fondos comunitarios LOW-HEAT («Desarrollo de una nueva tecnología de recuperación del calor doméstico para la energía calorífica de baja graduación de las aguas residuales») tuvo como finalidad aprovechar la energía térmica de esta corriente de agua caliente usada a diario en los hogares como complemento a las calderas domésticas.

Los intercambiadores de calor convencionales no son adecuados para recuperar calor en condiciones de poco caudal como las del vaciado de las aguas residuales de los hogares. Además, las aguas residuales contienen diversos contaminantes, entre ellos, productos químicos y materias sólidas que podrían disminuir la eficiencia del sistema y su vida útil así como producir olores desagradables.

En consecuencia, los investigadores se propusieron desarrollar tecnologías innovadoras, como equipos y programas informáticos de control, para resolver los problemas inherentes a la reutilización de las aguas residuales y lograr que esta sea factible y rentable.

Específicamente, los investigadores desarrollaron un sistema que consta de tres piezas: un innovador intercambiador de calor, un dispositivo de vaciado y un controlador de radiofrecuencia (RF). El sistema habilitaba la activación automática de la bomba cuando se detectaba una temperatura de más de treinta grados centígrados. El programa informático permitía desobstruir el filtro invirtiendo temporalmente la actividad de la bomba. Finalmente, el controlador de RF brindaba al usuario final información relacionada con costes, ahorro de energía y normas de mantenimiento.

El sistema facilitaba la recuperación de hasta el 50 % de la energía térmica residual, lo cual disminuía de forma significativa el consumo de energía y las emisiones de dióxido de carbono (CO2). El análisis de coste-beneficio indicó un tiempo de retorno energético de cuatro años en el caso de un sistema plenamente funcional, lo cual lo convierte en una alternativa viable y competitiva respecto de los sistemas que se encuentran en el mercado.

Gracias a los resultados del proyecto LOW-HEAT se obtuvo un premio a la eficiencia energética, una patente para la tecnología desarrollada y el reconocimiento europeo del potencial de aprovechamiento del sistema. Por consiguiente, los investigadores no solo crearon un estímulo importante para lograr hogares y empresas más ecológicos, sino también una ventaja competitiva para el sector europeo dedicado a la calefacción y la fontanería.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba