Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

ARTIMA — Resultado resumido

Project ID: 502725
Financiado con arreglo a: FP6-AEROSPACE
País: España

Materiales inteligentes para aumentar la seguridad en los aviones

Los materiales inteligentes o receptivos son aquellos que cambian en respuesta a su entorno y son capaces de repararse de forma semejante a como lo hacen los sistemas biológicos. Un proyecto financiado con fondos europeos se basó en los últimos avances logrados en la ciencia de materiales y tecnologías inteligentes para mejorar en gran medida la comodidad y la seguridad de las aeronaves.
Materiales inteligentes para aumentar la seguridad en los aviones
Muchos materiales cambian en respuesta a estímulos, por ejemplo se encojen al reducirse la temperatura y se expanden al calentarse. La diferencia principal con los materiales inteligentes está en la magnitud de su respuesta. Una respuesta mucho más intensa brinda una amplia gama de beneficios desde el punto de vista de la ingeniería, como así lo demuestran una banda ajustable en la que es posible correlacionar un impulso de entrada a otro de salida con mayor precisión o un cambio drástico de las propiedades que no precisa que los impulsos de entrada sean enormes, por ejemplo.

Los materiales inteligentes se han utilizado con éxito para reducir el ruido y las vibraciones. El proyecto Artima («Fiabilidad aeronáutica gracias al empleo de materiales inteligentes») se creó basándose en los veinte años previos de investigación sobre materiales inteligentes para lograr progresos monumentales en el ámbito de la monitorización en tiempo real de la salud estructural (SHM) de las aeronaves.

En concreto el proyecto se centró en la aplicación de materiales inteligentes al control de las vibraciones (y por tanto la reducción del ruido y de la fatiga por vibración) así como la detección de posibles daños en los materiales. Con estos objetivos se pretende aumentar la fiabilidad de las aeronaves y reducir los costes de mantenimiento.

En la actualidad el mantenimiento de aeronaves sirve normalmente para corregir errores o, en el mejor de los casos, se produce a intervalos regulares. La sustitución del mantenimiento corrector o programado por un sistema de vigilancia continua de a bordo permitiría poner en práctica procedimientos de mantenimiento previsores que mejorasen la seguridad y que redujesen los costes de mantenimiento y la pérdida de ingresos debido a cancelaciones y retrasos.

El proyecto Artima probó los materiales y métodos con un futuro más prometedor sobre componentes de gran tamaño como por ejemplo en el fuselaje de un jet corporativo, en los álabes de un rotor y en el ala activa de un vehículo aéreo no tripulado.

Por todo ello, el proyecto Artima supuso un impulso definitivo que desembocó en soluciones industriales realistas encaminadas al aumento de la seguridad aérea mediante materiales inteligentes y tecnologías de última generación. Se espera que los resultados del proyecto Artima en relación a la SHM reduzcan considerablemente los costes de mantenimiento y operativos. Además, los resultados aplicables al control de la vibración y la reducción de ruidos mejorarán la seguridad y la comodidad de los pasajeros. La mejora de la seguridad y la comodidad en las aeronaves europeas proporcionará una ventaja competitiva para la industria aeroespacial europea en lo relacionado con el diseño y la fabricación además de una mayor confianza y más satisfacción por parte de los consumidores.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba