Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

EGS PILOT PLANT — Resultado resumido

Project ID: 502706
Financiado con arreglo a: FP6-SUSTDEV
País: Francia

Investigadores europeos en el frente geotérmico

La energía geotérmica es energía calorífica almacenada dentro del planeta. Un equipo de investigadores financiados por la Unión Europea puso en funcionamiento una central de energía geotérmica empleando tecnología avanzada, sentando así las bases para la comercialización de uno de los recursos más sostenibles de la Tierra, lo cual puede tener consecuencias de enorme calado.
Investigadores europeos en el frente geotérmico
Gracias al magma (roca fundida a temperaturas extremadamente elevadas que existe bajo la corteza terrestre), nuestro planeta contiene energía calorífica en una magnitud mucho mayor que la de los yacimientos de hidrocarburos; y además se produce de manera continua. Es difícil encontrar un recurso más sostenible que ese.

La forma más habitual de obtener energía geotérmica es bombear agua caliente y vapor a través de pozos. Las centrales energéticas instaladas encima de las fuentes geotérmicas suelen contar con intercambiadores de calor con los que extraer el calor del agua, calentar otro líquido (normalmente isobutano, que hierve a menor temperatura que el agua y resulta por tanto más eficiente) que en estado gaseoso se empleará para hacer girar las turbinas de la central.

El proyecto EGS PILOT PLANT («Proyecto geotérmico europeo para la construcción de una central científica piloto basada en un sistema geotérmico mejorado») se puso en marcha con el propósito de diseñar, construir y poner a prueba una central energética geotérmica en Soultz-sous-Forets (Alsacia, Francia) utilizando sistemas geotérmicos mejorados con múltiples pozos (EGS). Dicha central cuenta con tres pozos de 5 km de profundidad perforados en un terreno de granito fracturado. De dos de ellos se extrae agua para que se realice una transferencia de calor en el generador de isobutano para posteriormente reinyectarse, ya a menor temperatura, en el tercer pozo.

La mejora del proceso estriba en la estimulación hidráulica, que a grandes rasgos consiste en fracturar la roca aplicando una presión elevada con el fin de incrementar al máximo la cantidad de energía geotérmica extraída y así posibilitar la instalación de centrales eléctricas en zonas donde no necesariamente existen fuentes geotérmicas naturales. No obstante, dicha estimulación puede provocar microsismicidad. Por ello se mejoraron los modelos numéricos en ensayos de estimulación hidráulica y obtuvieron conocimientos trascendentales para incrementar la seguridad a la hora de diseñar y construir futuras centrales que condujeron a la producción de energía geotérmica en 2008.

Las ventajas de la energía geotérmica son numerosas, entre ellas una contaminación mínima y costes de funcionamiento muy bajos, puesto que la única energía necesaria (para activar las bombas) puede suministrarse desde la propia central. Así, el proyecto EGS PILOT PLANT sirvió para crear una central energética geotérmica funcional que empleaba tecnología más avanzada, lo cual allanó el camino para la comercialización de dicha tecnología y su instalación en centrales energéticas geotérmicas de prácticamente cualquier punto del mundo. Estos resultados deberían influir de manera determinante en el uso de energías renovables, en el medio ambiente y en aquellas economías que se animen a sacar partido a las oportunidades ofrecidas.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba