Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

PAINGENES — Resultado resumido

Project ID: 502800
Financiado con arreglo a: FP6-LIFESCIHEALTH
País: Israel

¿Se heredan los comportamientos relacionados con el dolor?

Por medio de iniciativa europea se estudió la biología y la genética de las neuropatías crónicas y sus resultados contribuirán al diagnóstico, la prevención y el tratamiento del dolor.
¿Se heredan los comportamientos relacionados con el dolor?
Gracias a distintos estudios europeos se ha averiguado que el 19 % de la población sufre dolor crónico, lo cual merma su bienestar y también supone un grave lastre social y económico para la sociedad. Para dar con una solución es necesario tener en cuenta los factores que determinan la respuesta al dolor. ¿La percepción que se tiene del dolor es igual para todos o hay quien es más susceptible a ciertas formas de dolor? La bibliografía al respecto apunta a que existe una predisposición al dolor, sobre todo tras haber sufrido daños neuronales (dolor neuropático), en ocasiones hereditarios.

El proyecto Paingenes («Heredabilidad del dolor neuropático crónico») utilizó modelos murinos de neuropatía para identificar loci genómicos asociados a la susceptibilidad al dolor. Los socios del proyecto sostenían que los genes de la susceptibilidad al dolor afectarían a la intensidad del mismo con independencia de la causa del daño neural.

En paralelo a los estudios genéticos se realizaron otros de expresión para definir las variables genéticas y celulares que determinaban el comportamiento frente al dolor. Mediante el empleo de electrofisiología en neuronas sensoras los científicos pudieron determinar los niveles de dolor de diferentes razas de roedores. La cría de animales con distinta susceptibilidad al dolor mostró que éste es hereditario y que el gen de la susceptibilidad está situado en el decimoquinto cromosoma de los roedores. No obstante, también se descubrió que existen factores medioambientales y sexuales que influyen en el comportamiento frente al dolor y que enmascaran el efecto del gen de la susceptibilidad al mismo.

Además, se examinó la sensibilidad a estímulos térmicos en la piel y se averiguó que las diferencias observadas entre los animales sensibles e insensibles al dolor se debían a neuronas receptoras sensoriales de la piel y a la expresión del péptido neuroactivo CGRP. Los análisis de expresión génica identificaron una pequeña cantidad de genes que iniciaban distintos mecanismos de regulación en animales con susceptibilidades al dolor diferentes, lo que sugiere que éstos podrían ser los responsables de la diferencias hereditarias relacionadas con el dolor.

En suma, el proyecto Paingenes contribuyó a ampliar en gran medida el conocimiento que se posee sobre la biología y la genética del dolor. La identificación de loci genéticos relacionados con la susceptibilidad al dolor proporciona un objetivo nuevo para el estudio del dolor en humanos, lo cual facilitará el desarrollo de métodos de prognosis y diagnóstico para aquellos que lo padecen.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba