Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

Reportaje destacado

Financiado con arreglo a: FP6-IST

Reportaje - Seguros, más activos e independientes: las ventajas probadas de la tecnología para la «vida asistida por el entorno»

«Cuando estoy menos preocupado no pienso en el hecho de que estoy solo.» Son palabras de una persona mayor sueca que participó recientemente en un ensayo de tecnología europea al servicio del envejecimiento activo. La soledad y la falta de trato con amigos y familiares, los miedos por la salud y la seguridad propias y la preocupación por la indefensión son algunas de las muchas aflicciones que conlleva la edad. Ahora investigadores financiados con fondos europeos trabajan para demostrar que la tecnología es capaz de mitigar estos problemas.
Reportaje - Seguros, más activos e independientes: las ventajas probadas de la tecnología para la «vida asistida por el entorno»
Al igual que la persona citada anteriormente (que según sus cuidadoras ahora habla «con profusión» sobre la tecnología para la «vida cotidiana asistida por el entorno», AAL), decenas y decenas de personas mayores de distintos puntos de Europa han podido experimentar recientemente de primera mano las ventajas de una serie de aplicaciones de TIC (tecnologías de la información y la comunicación) que pueden hacerles sentir más seguros y protegidos, vigilar su estado de salud y ayudarles a mantener el contacto con familiares y amigos.

Gracias al proyecto financiado con fondos europeos Monami («Popularización de la inteligencia ambiental»), más de ochenta ancianos que viven solos o bien en residencias en España, Eslovaquia y Suecia tuvieron ocasión de probar una amplia gama de aplicaciones de AAL.

«El usuario se siente mucho mejor; incluso salió al patio a plantar flores porque lleva consigo un botón de alarma y así se siente más seguro. Por eso está más dispuesto a participar en actividades, gracias a Monami», aseguró una de las cuidadoras participantes en el ensayo realizado en Eslovaquia.

«Repercute en su vida cotidiana porque siente más confianza y seguridad. Este usuario a veces sufre mareos, pero ahora con el sistema Monami se siente mucho más confiado y seguro (más confiado principalmente porque no se siente solo)», destacó otra cuidadora.

Los servicios objeto de los ensayos están dotados de sensores, actuadores y software inteligente que conforma un entorno de inteligencia ambiental, el cual se comunica con los usuarios y los cuidadores por medio de alarmas, televisores, ordenadores o dispositivos móviles. Dichos servicios se pusieron en marcha en la innovadora plataforma de software abierta de Monami, que permite instalar con facilidad paquetes de aplicaciones y ajustarlos a las necesidades específicas de cada usuario, resolviendo así los problemas de compatibilidad, margen de personalización y escalabilidad que han impedido la expansión de varios otros sistemas de AAL hasta la fecha.

Con aplicaciones como DoorSure, WindowSure y DoorVue, los usuarios mayores participantes en los ensayos del sistema Monami recibían alertas automáticas si su puerta o ventana se había quedado sin cerrar con llave o cerrojo y podían ver mediante una cámara quién llamaba a su timbre. AppSure les recordaba si se habían dejado encendidos un hervidor o un fogón. Además, PresenceVUE y SUREZone avisaban a los cuidadores si se producía un incidente, un problema de salud o si en apariencia algo no iba bien en la casa.

«La población de Europa envejece, y una de las consecuencias es que cada vez hay más ancianos que viven solos. No tienen familiares cerca y tienen que dar con maneras de arreglárselas solos, porque se les puede olvidar tomar un medicamento o apagar el horno, pueden sufrir algún accidente doméstico. Se encuentran en una "zona de riesgos" que pueden no obstante mitigarse con las TIC», aseguró Theresa Skehan del Instituto sueco de tecnologías de asistencia (SIAT), coordinadora del proyecto Monami. «Aplicaciones como las probadas en los ensayos de Monami proporcionan a los mayores el apoyo que necesitan, para así poder sobrellevar aspectos que hacen peligrar su seguridad, y les permiten sentirse más cómodos.»

Seguros y más independientes

En efecto, la gran mayoría de los usuarios participantes en los ensayos consideraron que las características más beneficiosas del sistema Monami eran que incluye aplicaciones diseñadas para reforzar la seguridad y la protección. Esta apreciación era especialmente generalizada en aquellos lugares de prueba donde los mayores vivían solos en casa y no en centros de atención.

El sistema no sólo les hacía «sentirse» más seguros, sino que de verdad lo estaban. Sirva de ejemplo un incidente ocurrido en Eslovaquia: el servicio de alarma de incendios SMOKESure (parte de Monami) hizo posible que el hijo de uno de los ancianos participantes en los ensayos despertase a su padre, quien se había quedado dormido mientras preparaba té, previniendo así un incendio.

Martin Knapp, director de la «Unidad de investigación sobre servicios sociales personales» de la Escuela de Economía de Londres, fue también el coordinador de los ensayos de Monami, en los que tomaron parte 87 usuarios: 31 de una residencia en España, 25 que vivían solos en Eslovaquia y otros 31 en Suecia que también vivían solos. Con anterioridad al inicio de los ensayos, los usuarios rellenaron cuestionarios acerca de sus expectativas con respecto a la tecnología y a cómo pensaban que podría ayudarles. Después de utilizar las aplicaciones de Monami durante dos o tres meses rellenaron otro cuestionario.

Knapp destaca que, aparte de los beneficios directos de la tecnología (como lograr que los ancianos se sintiesen más seguros y protegidos), hubo muchos otros que no eran tangibles.

«La mayoría de los participantes tenía poca experiencia previa de uso de ordenadores y teléfonos inteligentes. Para muchos estos fueron todo un motivo de asombro», asegura Knapp. «En algunos casos al principio había cierta renuencia a usar la tecnología, pero un tiempo después muchos no sólo se pusieron a usar las aplicaciones de Monami, sino que además se interesaron por la utilidad de los aparatos para otros fines como conectarse a Internet o comunicarse con la familia. En Suecia hubo un señor que se entusiasmó al descubrir que podía recibir en su móvil fotos de sus nietos, que viven en otra parte del país.»

En Eslovaquia, por ejemplo, una cuidadora aseguró que una anciana a su cargo «aprendió a usar Skype y ahora lo utiliza con frecuencia y sin ayuda. Antes ni siquiera sentía el menor interés.»

También dio a los usuarios algo nuevo a lo que prestar atención y dedicarse: «Con la tecnología el usuario se encuentra ocupado y no tan pendiente de sus achaques. Desde que se instaló Monami tienen otro tema del que hablar», destacó otra cuidadora de Eslovaquia.

Las propias cuidadoras también valoraron de forma positiva las ventajas de la tecnología y señalaron, entre otros aspectos, que les resultaba tranquilizador saber que las personas de las que cuidan se encuentran bien y que pueden estar más activos e independientes que antes.

«Las cuidadoras sienten más libertad cuando no están atendiendo a los usuarios. No están tan preocupadas y están más tranquilas», aseguraron los evaluadores del ensayo en Eslovaquia. Y añadieron que «una de las cuidadoras afirmó que recomendaba el sistema Monami "a todos los ancianos; toda persona mayor de 70 debería poder contar con un sistema así"».

Desde que el proyecto tocara a su fin en mayo de 2011, los socios de Monami se han integrado en la AAL Open Association (AALOA), una alianza de más de 40 proyectos europeos de investigación centrados en la AAL que se puso en marcha con el propósito de impulsar la creación de un mercado abierto de tecnologías al servicio de la AAL.

Enlaces útiles:

- sitio web del proyecto Monami
- ficha informativa del proyecto Monami en CORDIS
- AALOA
- EIP-AHA

Artículos relacionados:

- Un mercado abierto de aplicaciones de vida cotidiana asistida por el entorno para personas mayores
- La UE ofrece nuevos fondos para aumentar la esperanza de vida saludable; artículo en CORDIS Noticias sobre la EIP-AHA
- Un estudio sobre el envejecimiento poblacional destaca que el ejercicio físico proporciona más años con calidad de vida

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba