Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

ENZUP — Resultado resumido

Project ID: 32877
Financiado con arreglo a: FP6-SME

Bacterias y enzimas se alían para producir lana perfecta

Gracias a unas enzimas modificadas genéticamente con vistas al tratamiento de la lana se puede producir una fibra modificada natural que ni encoge ni suelta pelusa y que además se puede teñir a baja temperatura sin dañarla.
Bacterias y enzimas se alían para producir lana perfecta
Por ser una fibra natural, la lana es abrigosa y más resistente al desgarro y a la combustión que los tejidos sintéticos. Sin embargo, los consumidores suelen evitar la lana en gran parte debido a su tendencia a encoger con el lavado y a apelmazarse hasta convertirse en una especie de fieltro, un proceso conocido como encogimiento por afieltrado. La cloración puede prevenir dicho encogimiento, pero se trata de una solución inaceptable debido a que contamina las aguas residuales con compuestos organoclorados.

Un proyecto financiado por la Unión Europea, ENZUP («Mejora enzimática de las fibras de lana»), ha combinado la experiencia en ingeniería genética con el tratamiento enzimático convencional para obtener un tratamiento de acabado gracias al cual una prenda de lana va a salir de la lavadora exactamente igual a como entró.

Las enzimas proteolíticas mejoran la resistencia al encogimiento pues digieren la fibra; el problema es que dado su pequeño tamaño pueden irse «comiendo» la estructura de la lana hacia el interior de la fibra y llegar a causar un daño real. El principio en que se basa la modificación genética es sencillo: hacer que la enzima sea más grande para que le sea físicamente imposible penetrar en la fibra y causar daños. Los participantes en ENZUP no sólo han sido capaces de producir por medios químicos tres tamaños diferentes de proteasa, sino que además desentrañaron la mecánica subyacente al tratamiento enzimático y su efecto sobre la superficie de las fibras de lana.

Aprovechando el éxito de la investigación, los miembros de ENZUP también perfeccionaron, mediante técnicas de ingeniería genética, la producción de subtilisina, una enzima de alto peso molecular. Combinando una secuencia de ADN que codifica para la prosubtilisina, y que está presente en la bacteria Bacilus subtilis, con otro gen, el equipo logró producir un polímero similar a la elastina. Como su nombre indica, la elastina es la proteína que confiere elasticidad a la piel humana y otros tejidos.

Los socios de ENZUP han logrado producir una serie de enzimas que se pueden utilizar con fines específicos que incluyen el tratamiento antifieltrado de la lana, una menor formación de las molestas pelusas que hay que afeitar o eliminar, además de la posibilidad de teñir a baja temperatura sin dañar las fibras de lana. Los participantes en el proyecto han aumentado la estabilidad de la enzima combinándola con un polímero Eudragit®, de tal manera que ahora se puede incorporar en la formulación de detergentes diseñados para el cuidado de la lana y la eliminación de manchas.

Las enzimas ENZUP tienen numerosas aplicaciones en la industria de la lana y la confección. La lana acabada o tratada podrá alcanzar un mayor valor comercial y las prendas confeccionadas con este material se mantendrán suaves muchísimo más tiempo.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba