Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Perspectivas de futuro para la energía y el transporte

Un equipo de investigadores europeos ha analizado en profundidad proyecciones de futuro del sistema de transportes una vez se introduzcan nuevas tecnologías de combustibles. Entre los factores determinantes están el desarrollo de políticas, la aceptación social y el crecimiento económico.
Perspectivas de futuro para la energía y el transporte
El proyecto STEPS («Proyecciones del sistema de transporte y el suministro energético, y sus posibles efectos») contó con la participación de prestigiosos institutos de investigación especializados en diversos campos, así como de expertos externos, representantes de los poderes públicos, entidades comerciales, y organizaciones dedicadas al transporte y la energía. Este proyecto financiado con fondos europeos se dedicó a examinar distintas proyecciones posibles del sistema de transportes y el suministro de energía. En el estudio se repasó el estado de la técnica en los campos científicos pertinentes y se tuvieron en cuenta factores como la autonomía del suministro energético, los efectos medioambientales y la viabilidad desde el punto de vista de la posible internalización de costes y las interacciones entre el uso del suelo y el transporte.

El panorama en el ámbito del suministro energético se encuentra en proceso de cambio. El futuro del sistema de transportes está sujeto a los avances en las tecnologías de combustibles y al impacto medioambiental que sin duda ocasionarán. Cada nueva tecnología alternativa de combustible propuesta plantea numerosas cuestiones, y del modo en que se resuelvan dependerán los patrones futuros del uso de los medios para la movilidad y también la utilización del suelo. El planteamiento de STEPS consistía en analizar las consecuencias de escoger una tecnología en detrimento de otra y evaluar las distintas situaciones posibles propuestas desde los puntos de vista económico, energético, social y del transporte. Para generar estas proyecciones, los investigadores estudiaron y describieron las tendencias en los sistemas de transporte y suministro de energía.

A continuación se analizaron los resultados de la modelización de los distintos escenarios con fines de validación cruzada y para determinar si existía una correspondencia razonable en cuanto al comportamiento de la sociedad y los principales efectos en el medio ambiente. La labor de STEPS sacó a relucir que, en todas las proyecciones y todos los modelos, se producía una mejora de los criterios energéticos y medioambientales, situándose el foco en la gestión de la demanda y no en las inversiones tecnológicas. No obstante, los resultados también señalaron que los efectos en la respuesta social no eran fáciles de predecir, habida cuenta de que la subida de los costes del transporte podía modificar los patrones de movilidad y la accesibilidad a los sistemas correspondientes.

En suma, los resultados de STEPS ofrecieron una perspectiva muy valiosa de las tendencias, las distintas opciones en el ámbito de las políticas y sus efectos previsibles. Por ello constituirán un material de utilidad en futuros debates en torno a la política en materia de transporte y energía. Además, los conocimientos generados establecen una base firme sobre la que plantearse cuestiones cruciales de la sostenibilidad energética y el desarrollo económico, y también en qué medida el esfuerzo por alcanzar metas ambientales o sociales puede frenar el crecimiento económico.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba