Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

SMARTHAND — Resultado resumido

Project ID: 33423
Financiado con arreglo a: FP6-NMP
País: Suecia

Buena mano para las prótesis

Un proyecto financiado por la Unión Europea ha servido para desarrollar una mano artificial que cambiará drásticamente la vida de las personas que han sufrido amputaciones. Esta mano, llamada Smarthand, dispone de todas las funciones básicas de una mano real, incluida la sensibilidad y el control del movimiento.
Buena mano para las prótesis
Para las personas que sufren la amputación de una mano, los efectos subsiguientes pueden ser devastadores. Además de la pérdida obvia de una parte móvil y muy compleja del cuerpo, la percepción y la distorsión de la propia imagen, así como los atroces dolores fantasma pueden dificultar mucho numerosos aspectos de la vida.

Teniendo en cuenta todos estos factores, el proyecto Smarthand («Prótesis de mano bioadaptable inteligente») pretendía desarrollar una mano artificial funcional con una interfaz neurológica que pudiese registrar datos y estimular los nervios de forma acorde. Distintas evidencias sugieren que la estimulación eléctrica de los nervios asociados con los dolores fantasma tiene un efecto positivo y analgésico.

La mano Smarthand desarrollada por el equipo del proyecto utiliza una tecnología que la distingue completamente de las manos artificiales predecesoras: una medida de la sensación para el usuario. Cuarenta sensores conectados a los nervios remanentes en el brazo del amputado se activan cuando el usuario presiona la mano sobre un objeto. Como resultado, el cerebro procesa esta señal como si se originase en la prótesis.

Seis personas que no habían sufrido ninguna amputación y cinco personas que sí la habían sufrido participaron en la evaluación de la sustitución sensorial para compensar la pérdida de sensación y de control del movimiento. Los sujetos también probaron la sensación de integración de la mano artificial en el cuerpo. En otro ensayo se investigó la integración cortical de la mano vinculada a la activación del córtex somatosensorial.

El control del agarre se estudió con individuos sanos. Utilizando la entrada visual de una cámara y un puntero láser, se evaluó el tipo de agarre necesario. Las señales musculares controlan el tiempo de abertura y cierre de la mano. La versión final de la mano después de integrar todos los sistemas de la prótesis se probó con resultados muy positivos.

Los comentarios de los participantes en el ensayo fueron muy alentadores. Un paciente que había utilizado anteriormente un garfio electrónico después de la pérdida de su mano derecha y la muñeca comentó que ahora podía utilizar músculos que antes permanecían sin estímulo con el garfio. Además, cuando sostenía algo duro, notaba una sensación en las puntas de los dedos.

La prótesis Smarthand promete marcar una diferencia radical en la calidad de vida de las personas amputadas. Esta mano artificial tiene todas las características de una mano auténtica. Además, es posible que las personas amputadas puedan dejar de consumir analgésicos fuertes para los dolores fantasma.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba