Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

IMMUNOVACTB — Resultado resumido

Project ID: 37388
Financiado con arreglo a: FP6-LIFESCIHEALTH
País: Países Bajos

Mejorar las vacunas contra la tuberculosis

Los más de dos millones de muertes anuales provocadas por la tuberculosis en todo el mundo hacen que sea necesario desarrollar nuevas vacunas que protejan contra dicha enfermedad. Destacados científicos europeos en este campo aunaron esfuerzos para superar los problemas de eficacia de las vacunas existentes.
Mejorar las vacunas contra la tuberculosis
La práctica actual de vacunación preventiva contra la tuberculosis consiste en inocular el bacilo de Calmette-Guerin (BCG), que se prepara a partir de una cepa atenuada del bacilo bovino Mycobacterium bovis. Sin embargo, la protección que ofrece esta vacuna tan sólo dura quince años y su máximo grado de eficacia es del 80 %. Esto se debe a que, aparte de inducir inmunidad protectora, la vacuna tiene un efecto inmunosupresor.

Investigaciones previas habían demostrado que dos glicolípidos micobacterianos, la lipoarabinomanana (LAM) y el glicolípido fenólico (PGL), desempeñan un papel importante en esta inmunosupresión, y más concretamente sus dominios terminales ricos en manosa también denominados manosas terminales («mannose cap»). Para solucionar este problema, el proyecto financiado por la Unión Europea Immunovactb («Un nuevo enfoque para el desarrollo de una vacuna contra la tuberculosis menos inmunosupresora») se centró en el desarrollo de cepas de BCG que carezcan de estos glicolípidos de superficie.

Mediante una serie de técnicas experimentales, los socios del proyecto fueron capaces de determinar la estructura de los glicolípidos micobacterianos y de descubrir dos genes (capA y capB) que estaban involucrados en la biosíntesis de los dominios terminales ricos en manosa de los mismos. Los investigadores caracterizaron, in vitro e in vivo, cepas mutantes de BCG con uno o ambos genes desactivados y que, por lo tanto, carecen de manosas terminales, y descubrieron que éstas no controlan la interacción de las micobacterias con las células dendríticas del hospedador. No obstante, si se las comparaba con el BCG de tipo salvaje, las cepas de BCG mutantes con los genes cap desactivados sí desencadenaban una mayor liberación de citoquinas, lo que indica que la presencia de los dominios terminales ricos en manosa pueden tener una ligera función inmunosupresora.

Los científicos de Immunovactb estudiaron otro grupo de glicolípidos de las micobacterias relacionados estructuralmente con los anteriores y que se conocen como manósidos de fosfatidilinositol (PIM). Descubrieron que los PIM interactúan con el receptor de membrana de las células dendríticas tipo lectina C (DC-SIGN) específico de las micobacterias pero que, de manera similar a lo que se observó en los genes cap, el silenciamiento genético de los genes PIM no alteraba las interacciones de la bacteria con las células del sistema inmune del hospedador. Por otra parte, los investigadores hallaron un tercer ligando de la lectina DC-SIGN, un alfa glucano de la cápsula bacteriana, con propiedades inmunomoduladoras.

El proyecto Immunovactb facilitó información valiosa sobre el papel de los glicolípidos de las micobacterias en la inmunosupresión del hospedador. Los miembros del consorcio esperan que la manipulación de la expresión de dichos glicolípidos sirva para mejorar la actual vacuna BCG de M. bovis y amplíe su efecto protector contra la tuberculosis.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba