Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

LIPGEN — Resultado resumido

Project ID: 505944
Financiado con arreglo a: FP6-FOOD
País: Irlanda

Dietas con un mayor contenido en omega-3

En el marco de una investigación europea se han estudiado en profundidad los aspectos bioquímicos del metabolismo lipídico y de la sensibilidad a la insulina. Este trabajo se ha traducido en el desarrollo de una serie de productos que permiten aumentar la captación de ácidos grasos omega-3.
Dietas con un mayor contenido en omega-3
El proyecto Lipgen («Dieta, genómica y síndrome metabólico: un análisis integrado nutricional, agroalimentario, social y económico») tenía el objetivo primordial de ofrecer una «receta» para mitigar los efectos dañinos del exceso de grasa corporal.

Los miembros de Lipgen tomaron como punto de partida para sus investigaciones el estudio Kanwu, en el cual se analizó un conjunto de individuos que padecían el denominado síndrome metabólico. Esta enfermedad, que abarca una serie de alteraciones médicas, aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular y de diabetes. Tal y como sugieren los resultados del estudio Kanwu, los niveles y la composición de la grasa en la dieta pueden afectar significativamente a la regulación de la insulina en el metabolismo de la glucosa, lo cual podría explicar la diabetes relacionada con la obesidad.

Los investigadores del proyecto emplearon también información procedente de un estudio francés de 8 años de duración en el cual participaron 1 400 individuos, denominado «Suplementación en Vitaminas y Minerales Antioxidantes» («Supplémentation en Vitamines et Minéraux Antioxydants», SU.VI.MAX). La estrategia de investigación empleada por Lipgen consistió en ampliar la intervención nutricional aplicada en el estudio Kanwu, incrementando además el tamaño y la duración del estudio y tomando mediciones más frecuentes de los efectos producidos por la modificación de la dieta. Por otra parte, los científicos emplearon modelos celulares y animales para analizar los aspectos bioquímicos del síndrome metabólico.

Mediante estudios nutricionales y la realización de análisis bioquímicos de sangre, los investigadores de Lipgen descubrieron que las dietas bajas en grasas permiten una significativa pérdida de peso. El grupo que mostró una respuesta más significativa fue aquel en el cual las grasas suponen habitualmente menos del 36 % de las reservas energéticas. En concreto, las mujeres con dietas con un alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados (MUFA) mostraron una mayor sensibilidad a la insulina.

Quizá el descubrimiento más importante realizado por Lipgen consistió en demostrar que el ácido tetradeciltioacético (TTA), un ácido graso que regula la homeostasis lipídica, disminuye de manera drástica la grasa corporal en las ratas sin necesidad de variar la ingesta de alimentos. El fundamento bioquímico de este fenómeno se basa en una mayor oxidación de los lípidos procedentes de la dieta.

Tal y como mostraron los estudios realizados en humanos, el período postprandial resulta especialmente significativo tras una comida con un alto contenido graso. Durante esta fase se producen cambios en diversas vías de señalización muy importantes e implicadas en la regulación de la grasa y la insulina. El proyecto Lipgen estableció la recomendación de centrar los futuros estudios dirigidos a determinar los efectos a largo plazo que la grasa en la dieta tiene sobre la insulina en el periodo inmediatamente posterior a las comidas.

Basándose en sus resultados, el proyecto Lipgen diseñó cinco productos alimentarios de consumo diario con perfiles lipídicos adecuados para el síndrome metabólico, con una alta proporción de determinados ácidos grasos esenciales y de MUFA y un menor contenido global de ácidos grasos saturados. Entre estos nuevos alimentos se incluyeron un producto a base de carne de pollo, dos cremas para untar y un aceite para ensalada con un elevado contenido en tres ácidos grasos omega-3.

Un estudio realizado a través de Internet acerca de los prototipos alimentarios y los mensajes derivados del síndrome metabólico mostró que los consumidores, en lugar de rechazar la información, estarían interesados en aquellos productos con mayor contenido en ácidos grasos omega-3 desarrollados por la industria agroalimentaria. La investigación científica y el apoyo de los consumidores podrían permitir reducir los efectos adversos del síndrome metabólico.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba