Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

NABIS — Resultado resumido

Project ID: 505311
Financiado con arreglo a: FP6-NMP
País: Suecia

Autoorganización en un chip

Un equipo de investigadores financiado con fondos de la Unión Europea ha desarrollado un biochip de alto rendimiento que puede agitar fluidos y autoorganizarse en un nanocable, así como en un microarreglo de alta densidad.
Autoorganización en un chip
No cabe duda de que los ensayos de alto rendimiento son el camino a seguir para diseñar fármacos y terapias en la nanoescala. El nuevo sistema se centra en una plataforma basada en un chip y el ulterior análisis fundamentado en la fuerza de interacción entre un ligando y su receptor aplicable a los ensayos de biomarcadores, así como al análisis de posibles candidatos a fármaco.

Armados con las nuevas tecnologías para el diseño de biochips, los socios del proyecto financiado por la Unión Europea NABIS («Nanobiotecnología con estructuras autoorganizadas») combinaron una gran variedad de nanotécnicas vanguardistas para desarrollar un sistema optimizado de biochips. Utilizando varias técnicas posibilitadas por el nanoentorno y sus propiedades, los socios del proyecto se propusieron aumentar el rendimiento de los ligandos y de la cinética de las reacciones de cara a no sólo mejorar la sensibilidad, sino también la velocidad de las mismas.

El quid del diseño del biochip radica en la autoorganización de los fluidos en un formato predecible. Los miembros del consorcio utilizaron tanto microarrays (estáticos) como sistemas de microfluidos (dinámicos), y una combinación de ambos formatos se podría utilizar para evitar retrasos y la correspondiente reducción de la velocidad en los ensayos automáticos de alto rendimiento. Además, se puede lograr la agitación eficaz del fluido de nanogotitas manipulando la onda acústica de la superficie del chip.

Para desarrollar arrays de alta densidad, los científicos de NABIS controlaron la expansión superficial en nanodominios, pequeños conjuntos de átomos en la nanoescala. El automontaje/ensamblaje de polímeros en la superficie ampliada de nanopuntos forma arrays de alta densidad.

Los nanopuntos también sirvieron de base para los puntos de anclaje en los que, si se las somete a un campo magnético, las nanopartículas se convierten en bionanocables. Un sistema de detección nanoelectroquímico conectaría con los bioensayos en formato de chip.

Un biochip optimizado que utilice las técnicas de nanotecnología más punteras significaría la posibilidad de crear sistemas de diagnóstico más rápidos para la detección y descubrimiento de fármacos, la vigilancia del medio ambiente y la medicina personalizada.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba