Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

CANAPE — Resultado resumido

Project ID: 500096
Financiado con arreglo a: FP6-NMP

La revolución de los nanotubos de carbono

La mayoría de la gente está familiarizada con el grafito, una de las formas del carbono, porque se utiliza como mina para lápices. En un futuro no muy distante, es posible que otra variedad del grafito se convierta en algo igualmente común y con posibles aplicaciones algo más interesantes.
La revolución de los nanotubos de carbono
Los nanotubos de carbono (CNT) son exactamente esto: materiales en forma de cilindro o tubo hechos de carbono en forma de láminas de grafito con dimensiones en la escala nanométrica (del tamaño de átomos y moléculas).

Científicos de todo el mundo estudian los CNT con intensidad febril. Sus propiedades únicas, que incluyen una resistencia impresionante combinada con conductividad eléctrica y térmica, los hacen adecuados para una amplia variedad de aplicaciones que van desde la electrónica hasta los polímeros reforzados y los sensores biológicos.

Los CNT pueden diferir en la longitud, el grosor y otras propiedades morfológicas. La posibilidad de controlar estas propiedades es la clave de su utilidad para determinadas aplicaciones. Además, la posibilidad de producir CNT a escala industrial y con un coste asequible será esencial para su explotación comercial.

Un grupo de investigadores europeos inició el proyecto Canape («Nanotubos de carbono para aplicaciones en electrónica, catálisis, composites y nanobiología») para desarrollar métodos de producción escalables de CNT de pared única (SWNT) y de pared múltiple (MWNT), así como nanofibras de carbono (CNF) de dimensiones específicas.

La producción se basó en el depósito químico en fase vapor (CVD), el método más común para obtener CNT a gran escala.

Los científicos también pretendían desarrollar y ampliar la producción de MWNT en espina de pescado, dado que son interesantes por su posible utilización como catalizadores sin metales para reacciones químicas a escala industrial.

Además de investigar distintas aplicaciones basadas en la posibilidad de controlar las dimensiones, los investigadores también realizaron pruebas de toxicidad, dadas las posibilidades de uso de los CNT en biomedicina.

La posibilidad de controlar las dimensiones de los CNT y de generar estructuras específicas a escala industrial abrirá la puerta a distintas aplicaciones muy interesantes, que van desde los catalizadores para vehículos impulsados por hidrógeno hasta pantallas de ordenador flexibles o el «elevador espacial» propuesto como posible aplicación.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba