Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

GANANO — Resultado resumido

Project ID: 505641
Financiado con arreglo a: FP6-NMP
País: Alemania

Nuevos sensores para sustancias peligrosas

Unos investigadores han desarrollado un nuevo sensor de bajo coste para utilizar con muestras líquidas de volumen reducido. Sus aplicaciones en la detección de biomarcadores de enfermedades y de contaminantes en general y del agua han producido resultados prometedores.
Nuevos sensores para sustancias peligrosas
El análisis de muestras biológicas para detectar rápidamente marcadores de enfermedades puede salvar vidas y reducir los costes sanitarios, así como ayudar a la industria farmacéutica a poner a la venta medicamentos nuevos de forma más rápida.

Cuanto mayor sea la sensibilidad y la especifidad con las muestras más pequeñas, mayor será la eficiencia y menor el coste.

Investigadores europeos se propusieron desarrollar nuevos biosensores capaces de detectar concentraciones extremadamente pequeñas de biomarcadores en muestras líquidas diminutas. El objetivo eran muestras con volúmenes de un nanolitro (nL), equivalente a una milmillonésima de litro, y de un picolitro (pL), equivalente a una billonésima de litro.

La financiación de la Unión Europea para el proyecto Ganano permitió producir el primer dispositivo biosensor basado en nitruro de galio (GaN). El sensor consistió esencialmente en un transistor modificado cuyo voltaje superficial cambiaba (induciendo un cambio en la corriente medida) en respuesta al contacto con muestras de composición eléctrica diferente (por ejemplo, dipolos, líquidos polares, flujo de iones, actividad celular).

La modificación del diseño básico adhiriendo moléculas grandes a la superficie permitió detectar iones especiales.

Además, se desarrolló una tecnología para la succión rápida de volúmenes de nL y los miembros del consorcio trabajan actualmente en aplicaciones para multitud de escenarios distintos de comprobación de la calidad del agua. Se consiguió utilizar con éxito versiones portátiles más pequeñas y baratas del sistema Ganano para evaluar la calidad del agua en aeronaves, un proceso que normalmente requiere mucho tiempo y supone una compejidad manifiesta.

Se obtuvieron resultados preliminares prometedores para la detección extremadamente sensible de óxidos de nitrógeno (NOx), una familia de gases relacionados con sustancias explosivas y gran cantidad de contaminantes.

La tecnología de Ganano permitiría reducir drásticamente los costes relacionados con la detección de sustancias peligrosas y marcadores de enfermedades, mejorando la salud y la seguridad de las personas.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba