Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

VIROBATHE — Resultado resumido

Project ID: 513648
Financiado con arreglo a: FP6-POLICIES

Zonas de baño más seguras

Un proyecto europeo ha logrado grandes progresos de cara a establecer un método con el que determinar la contaminación de espacios acuáticos para uso recreativo que se basa en el cálculo de la concentración de adenovirus.
Zonas de baño más seguras
Los norovirus y los adenovirus son agentes infecciosos que pueden contraerse en masas de agua utilizadas para la práctica de deportes como la natación o el surf. Ambos son responsables de enfermedades infecciosas, en especial los norovirus, causantes de gastroenteritis. Los adenovirus, por su parte, pueden provocar varias infecciones respiratorias, intestinales y oculares que pueden dar lugar a enfermedad en algunos casos, sobre todo en niños menores de 36 meses.

Ambos tipos de virus pueden transmitirse a través de las heces o mediante gotículas generadas por el sistema respiratorio y por tanto reviste importancia contar con métodos para comprobar la presencia de estos virus en aguas destinadas a uso recreativo que sean precisos y capaces de revelar la magnitud de la contaminación.

El proyecto financiado con fondos europeos Virobathe investigó métodos de ensayo de los dos tipos de virus. Tras poner de manifiesto su relación con la contaminación fecal se crearon distintas tecnologías aptas para su incorporación a los programas medioambientales y sociales de los Estados miembros.

Las pruebas para ambos virus debían ser rápidas, tal y como especificó la Comisión Europea, y por tanto se basaron en la reacción en cadena de la polimerasa (PCR), una técnica veloz y económica, y en ensayos en tiempo real de la reacción en cadena de la polimerasa (RT-PCR) para su aplicación en ensayos cuantitativos. El equipo además desarrolló una prueba de infectividad de los adenovirus y comparó tres métodos para calcular la concentración de virus: dos basados en la adsorción vírica hacia membranas con carga negativa y otro basado en la adsorción hacia lana de vidrio. Se comparó la eficacia de la leche desnatada y de una disolución de extracto de ternera para su elución posterior de los filtros.

En muestras de agua dulce, la mejor tasa de recuperación de virus se consiguió con la adsorción hacia las membranas y, acto seguido, la elución con leche desnatada, mientras que en muestras de agua de mar fue superior el filtrado con membranas y la elución con extracto de ternera.

Los investigadores de Virobathe redactaron varias recomendaciones de cara a futuros estudios. En primer lugar, las actividades del proyecto revelaron que los norovirus no representan un objetivo viable para la monitorización rutinaria de contaminantes, puesto que son emitidos por las personas únicamente cuando están enfermas. En cambio, pese a cierta variación en los serotipos, los adenovirus humanos se consideraron comunes al ser liberados por la mayoría de la gente, normalmente sin necesidad de que haya enfermedad. Así, la próxima fase de investigación podría basarse en unir la concentración de adenovirus con los valores de bacterias fecales indicadoras (probablemente de Enterococcus).

Los dieciséis socios del proyecto Virobathe destacaron que ya es viable perfeccionar los métodos para relacionar la presencia de virus con efectos en la salud derivados del uso de espacios acuáticos con fines recreativos. La concentración de adenovirus puede utilizarse como un indicador de contaminación y este conocimiento aprovecharse para mejorar las zonas de baño de Europa.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba