Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

STRESSPROTECT — Resultado resumido

Project ID: 5310
Financiado con arreglo a: FP6-LIFESCIHEALTH
País: Alemania

Excitotoxicidad y muerte neuronal

La excitotoxicidad neuronal puede estar implicada en las lesiones de la médula espinal, la pérdida auditiva traumática y la enfermedad de Alzheimer. Los socios del proyecto Stressprotect reunieron datos sobre este fenómeno a menudo devastador a nivel tanto bioquímico como genómico o fisiológico.
Excitotoxicidad y muerte neuronal
La liberación excesiva de neurotransmisores como el glutamato provoca daños en el sistema nervioso. La sobreestimulación de los receptores del glutamato permite que grandes cantidades de iones calcio entren en las células, lo que a su vez activa una serie de rutas de destrucción de la estructura celular.

La importancia excepcional de la excitotoxicidad en la degeneración neuronal ha convertido el estudio de la misma en un objetivo científico importante. El proyecto Stressprotect, financiado en virtud del Sexto Programa Marco (6PM) de la Unión Europea, se centró en una vía muy importante, la vía de la quinasa c-Jun-N-terminal (JNK), para desarrollar nuevas formas de prevenir los trastornos neurológicos causados ??por la excitotoxicidad.

Los científicos del proyecto estudiaron a fondo la acción del péptido D-JNKI-1, que es un inhibidor potente de la muerte celular provocada por la vía de la JNK. Para ello procedieron a una caracterización completa de su acción farmacológica y sus efectos sobre el tejido nervioso.

Una gran ventaja del D-JNKI-1 es que presenta una acción selectiva dirigida únicamente a las neuronas que lo necesitan. Además, utilizando modelos de excitotoxicidad in vitro e in vivo, los investigadores lograron demostrar la acción neuroprotectora y beneficiosa del D-JNKI-1. De este modo pudieron evitar daños en caso de isquemia (falta de riego sanguíneo), convulsiones, seccionamiento de un axón neuronal, Alzheimer y pérdida auditiva traumática.

Es importante destacar que cuando, tras un episodio de isquemia cerebral, se aplicó el D-JNKI-1 en combinación con oxígeno puro a presión superior a la atmosférica durante varias horas, la zona de tejido muerto se redujo hasta en un 83 %. La aplicación del péptido en un modelo de derrame cerebral también permitió obtener una mejora duradera de los resultados neurológicos y del comportamiento.

El éxito de Stressprotect queda reflejado en la publicación de sus resultados en cinco de las mejores revistas científicas. La Federación Europea de Sociedades de Neurociencia (FENS) también presentó los datos del proyecto, explicando su importancia para el tratamiento de la muerte neuronal, factor fundamental en muchas enfermedades neurodegenerativas.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba