Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

ATU — Resultado resumido

Project ID: 515942
Financiado con arreglo a: FP6-INCO
País: Paraguay

Cómo evitar la transmisión de la enfermedad de Chagas

La Unión Europea ha prestado apoyo económico a una importante iniciativa cuyo objetivo es fomentar la investigación colaborativa en el marco de los programas de control de la enfermedad de Chagas puestos en marcha en América Central y del Sur.
Cómo evitar la transmisión de la enfermedad de Chagas
Esta región es un foco principal de contagio de esta enfermedad, provocada por el protozoo Trypanosoma cruzi y transmitida principalmente por insectos vectores chupadores de sangre, en particular por especies de los géneros Triatoma y Rhodnius. La infección puede resultar mortal para aproximadamente un tercio de las personas que la padecen en fase crónica.

Una de las características del ciclo de vida del insecto vector es que, debido a la deforestación, se ve obligado a buscar nuevas fuentes de alimento, en este caso la sangre humana, lo que podría desencadenar un ciclo de transmisión entre humanos. Por este motivo, en el marco del proyecto ATU («Actualización sobre la tripanosomiasis americana») se puso en marcha una campaña de control de los triatominos vectores.

Los investigadores de ATU se propusieron estudiar los procesos evolutivos que subyacen a la adaptación de un entorno selvático o forestal a otro doméstico e impartir seminarios para difundir sus hallazgos. Se pusieron en marcha tres iniciativas de ámbito regional en países del Cono Sur, el Pacto Andino y América Central.

Se realizaron estudios de campo consistentes en recoger y analizar muestras de insectos para posteriormente contrastar los datos con los obtenidos antes de poner en marcha la campaña de control. Las especies objeto de estudio dependían del área geográfica. Por ejemplo, en el caso de los países del Cono Sur, región ésta en la que T. infestans ha sido erradicado, el estudio también se centró en otras especies vector. En los países andinos se analizaron tanto especies domésticas como selváticas.

En el marco de ATU se recopiló información sobre la biología y los posibles vectores de la enfermedad de Chagas y se diseñaron nuevas herramientas de control y supervisión del insecto vector. El intercambio de información entre expertos en la enfermedad, científicos, profesionales que participan en programas de control y personal sanitario resultó muy fructífero. Los resúmenes de las ponencias presentadas en los seminarios pueden consultarse en línea y en una publicación distribuida a todos los programas de control, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y las universidades que investigan la enfermedad de Chagas.

La iniciativa promovida por ATU ha supuesto una gran aportación en lo que respecta al intercambio de información y la unificación de criterios para las intervenciones de control consagradas a eliminar los insectos vectores de la enfermedad de Chagas. Habida cuenta de que esta enfermedad afecta a nada menos que entre ocho y diez millones de personas en Latinoamérica, se trata de un problema de primer orden para las autoridades sanitarias de los países que integran esta región.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba