Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

STRAINBARRIER — Resultado resumido

Project ID: 23183
Financiado con arreglo a: FP6-FOOD
País: Israel

Una investigación sobre los priones conduce a nuevos métodos diagnósticos

Para crear nuevos métodos de diagnóstico y posibles tratamientos para las enfermedades priónicas, es necesario investigar el fenómeno de aparición de cepas de priones y sus mecanismos de trasmisión entre diferentes especies.
Una investigación sobre los priones conduce a nuevos métodos diagnósticos
Desde la primera descripción del prión, se han identificado diversas cepas de estas proteínas altamente infecciosas, por lo que la determinación de sus características y su mecanismo de acción no será tarea fácil. Las cepas «promiscuas», si no se detectan o se identifican, representan una amenaza para la salud pública al propagarse por la cadena alimentaria. Los casos aislados de scrapie o tembladera (una enfermedad neurodegenerativa) identificados en ovejas y cabras en Europa son una prueba de este peligro.

La falta de métodos diagnósticos eficaces para la detección precoz de los priones representa un riesgo sanitario importante. Para hacerle frente se puso en marcha el proyecto Strainbarrier («Conocer las cepas de los priones y las barreras de especie y crear nuevos métodos diagnósticos»), financiado con fondos europeos, cuyo objetivo fue estudiar las características fundamentales de las cepas de priones y su relación con la barrera de especie. Con la información obtenida en este estudio se pretendía desarrollar métodos diagnósticos para detectar priones y predecir su comportamiento desde el punto de vista epidemiológico.

Los científicos del proyecto utilizaron diversos modelos animales para estudiar de forma sistemática el mecanismo de transmisión de las cepas causantes de encefalopatía espongiforme bovina (EEB) y tembladera, sus barreras de especie y su capacidad de infectar a humanos. Se describió detalladamente el mecanismo de transmisión entre especies, el tiempo de incubación, la estabilidad y las propiedades bioquímicas de estas cepas.

Se investigó también la estructura de la proteína infecciosa, la biología celular y la patogénesis, proporcionando datos de incalculable valor sobre los espacios donde se sintetiza el prión, su transporte a través de las células y las vías de señalización implicadas en la infección. Además, la mejora en la detección de priones en secciones cerebrales utilizando diversos reactivos específicos para las cepas —tales como anticuerpos y péptidos de unión— puede ser útil para los métodos diagnósticos.

Strainbarrier generó una gran cantidad de datos que ayudarán a los epidemiólogos y a las autoridades sanitarias a conocer la capacidad de transmisión de una cepa a las distintas especies. La aplicación de la información en el desarrollo de medidas para tratar y prevenir este tipo de enfermedad puede tener efectos beneficiosos sobre la seguridad alimentaria y la salud pública.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba