Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

CELLNANOTOX — Resultado resumido

Project ID: 32731
Financiado con arreglo a: FP6-NMP
País: Israel

Evaluar la toxicidad de las nanopartículas artificiales

Con la llegada de la nanotecnología ha aumentado drásticamente la cantidad de partículas en suspensión del aire. Un equipo de investigadores financiado por la Unión Europea realizó ensayos toxicológicos sobre nanopartículas artificiales que podrían tener repercusiones importantes en materia de salud y de estrategias políticas.
Evaluar la toxicidad de las nanopartículas artificiales
Los nanomateriales son materiales con al menos una dimensión en la escala de los átomos y las moléculas. Entre estos materiales se cuentan las nanopartículas (NP), que de hecho son así de pequeñas en sus tres dimensiones.

Una de las características que hace que las NP sean tan interesantes tiene mucho que ver con la relación entre su área de superficie (SA) y su volumen. Una esfera con un radio de un metro tiene una relación SA/volumen de tres a uno. Pero para una esfera con un radio de un nanómetro, la relación asciende a la friolera de tres mil millones a uno.

Tener una gran SA en relación con el volumen afecta de manera inusual a la reactividad, la resistencia y las propiedades eléctricas de las partículas. De hecho, el SA relativa puede incluso ser más importante que la propia composición de las mismas.

Dado el auge súbito de investigaciones relacionadas con las NP y sus aplicaciones, resulta fundamental poder evaluar sus posibles efectos sobre la salud y su toxicidad. Los socios del proyecto Cellnanotox («Interacción celular y toxicología de las nanopartículas artificiales») estudiaron el efecto que tiene la relación entre el tamaño de la nanopartícula y su química superficial en el comportamiento de las mismas y sus efectos sobre determinados órganos.

Como las NP penetran en el cuerpo humano principalmente a través de la inhalación y la digestión, los primeros órganos estudiados fueron el pulmón y los intestinos. Los sitios secundarios de interés, relacionados con la desintoxicación como consecuencia de la distribución de las NP a través del sistema circulatorio, fueron el hígado, los riñones y el sistema inmunitario. Los científicos emplearon alternativas a la experimentación con animales que incluyen cultivos celulares y cortes histológicos. Los resultados de las pruebas toxicológicas variaron en función de los diferentes sistemas celulares. No obstante, los investigadores comprobaron un rasgo recurrente: una exposición más larga conllevaba una mayor toxicidad.

La exposición a NP provocaba estrés oxidativo, un estado patológico provocado por la presencia de un exceso de radicales libres y especies reactivas de oxígeno en el interior de las células. La exposición también inducía una respuesta inflamatoria, que consiste en una variedad de reacciones iniciadas por las células como respuesta a una lesión, y que puede deberse a diversos agentes, incluidos microbios y virus, o a un trauma físico o químico.

Los resultados del proyecto deberían tener repercusiones tanto en las futuras recomendaciones en materia de política y reglamentación, como en las mentes de los ingenieros y científicos dedicados a diseñar este tipo de materiales para que tengan muy presente la seguridad de los mismos.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba