Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

LYCOCARD — Resultado resumido

Project ID: 16213
Financiado con arreglo a: FP6-FOOD
País: Alemania

Tomates para combatir las enfermedades cardiovasculares

Una dieta nutritiva y equilibrada siempre se ha asociado con buena salud. Un equipo de científicos financiado por la Unión Europea ha aportado nuevas pruebas de ello tras estudiar en detalle el papel del principal componente del tomate, el licopeno, en la prevención de las enfermedades cardiacas.
Tomates para combatir las enfermedades cardiovasculares
Se cree que este pigmento vegetal que se encuentra en altas concentraciones en las frutas rojas, especialmente en los tomates, ejerce un efecto protector frente a las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. Sin embargo, sigue faltando información esencial sobre la biodisponibilidad del licopeno, su metabolismo y su mecanismo molecular de acción.

En este contexto, los socios del proyecto Lycocard («Papel del licopeno en la prevención de las enfermedades cardiovasculares») se propusieron estudiar los efectos in vivo de los alimentos que contienen licopeno considerando toda la cadena alimentaria, es decir, aplicando el principio «del campo a la mesa». En concreto, los miembros del consorcio se propusieron investigar los efectos del procesado tecnológico en el contenido de licopeno y determinar las interacciones entre los diferentes ingredientes de los alimentos. Por otra parte, deseaban estudiar los aspectos moleculares de la absorción y el metabolismo del licopeno, así como los efectos biológicos de los isómeros del licopeno y sus metabolitos.

Junto con otros descubrimientos aportados por estudios epidemiológicos, la iniciativa Lycocard ha facilitado información importante sobre la estabilidad de los compuestos del tomate y la influencia del procesado y las condiciones de almacenamiento sobre los componentes bioactivos. Esto podría facilitar la fabricación de productos alimenticios que contienen licopeno con un alto contenido en compuestos bioactivos, que además sean más estables.

Otro logro del proyecto radicó en su colaboración con el Estudio del corazón de Framingham de la Universidad de Boston (Estados Unidos). Los socios del proyecto reevaluaron los datos incluidos en dicho estudio relativos a la absorción del licopeno, aportando pruebas adicionales sobre la utilidad de los productos derivados del tomate en la reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Se espera que los resultados de Lycocard sirvan para mejorar las recomendaciones dietéticas y formular nuevos alimentos a base de tomate con efectos saludables. Estas nuevas recomendaciones dietéticas facilitarán a los consumidores la tarea de seleccionar dietas específicas con las que prevenir y minimizar su riesgo de enfermedad.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba