Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

REDILP — Resultado resumido

Project ID: 508714
Financiado con arreglo a: FP6-SME
País: Alemania

Recuperación de desechos metálicos mejor y más ecológica

Para conservar su competitividad, los fabricantes de acero europeos dependen de pequeñas y medianas empresas (PYME) dotadas de hornos de arco eléctrico (HAA) que reciclan desechos metálicos. Gracias a fondos europeos, un equipo de investigadores desarrolló un proceso novedoso que se espera sirva para mejorar el proceso de reciclaje y, a la vez, proteger el medio ambiente.
Recuperación de desechos metálicos mejor y más ecológica
En el reciclaje de desechos metálicos se utilizan HAE que generan un polvo formado por cinc, hierro y otros metales. Ciertamente, la cantidad de cinc contenido en dicho polvo va en aumento por el uso cada vez más extendido de metal galvanizado (recubierto con una capa protectora de cinc) en la industria del automóvil.

En el proceso de reciclaje se emplea una cantidad enorme de energía, lo que implica la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) y el agravamiento del calentamiento del planeta. Además se producen dioxinas, residuos peligrosos que van a parar a vertederos.

Investigadores europeos financiados mediante el proyecto REDILP («Reciclaje de polvo de HAE con un proceso integrado de triturado de lixiviados») se propusieron desarrollar un proceso novedoso con el que extraer de dicho polvo metales pesados peligrosos y también bióxido de plomo y cinc, así como aprovechar el metal restante con contenido férrico como materia prima para los HAE.

Se diseñó un proceso hidrometalúrgico en frío que incluía una etapa de lixiviación basada en una activación por trituración (grinding activation) y una precipitación. La trituración y la lixiviación disuelven el polvo y dan lugar a una solución de la que se pueden extraer metales concretos. A continuación la precipitación permite separar de nuevo cada clase de metal en estado sólido. Lo novedoso del proceso es la integración de la trituración y la lixiviación en un único paso. El proceso al completo se llevó a cabo en un circuito cerrado y deparó metales valiosos como cinc, hierro y plomo sin residuos.

Se efectuaron experimentos de laboratorio y se introdujeron mejoras en el proceso, tras lo cual se construyó un prototipo de planta con la que se consiguió recuperar cinc.

La integración de la lixiviación y la trituración de polvo de HAE permitió reducir los costes de procesado y eliminación de residuos. También disminuyó el perjuicio al medio ambiente, al reducir el consumo energético y el volumen de residuos peligrosos que acaban en vertederos. En definitiva, este novedoso proceso permitió recuperar y por ende conservar recursos naturales de gran valor.

Por todo ello, se espera que la comercialización del proceso de Redilp repercuta positivamente en la competitividad de las PYME de Europa dedicadas a la fabricación de acero y también en la protección del medio ambiente.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba