Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

BIO_SOS — Resultado resumido

Project ID: 263435
Financiado con arreglo a: FP7-SPACE
País: Italia

Protección de la naturaleza desde el espacio

Un equipo interdisciplinario de científicos europeos se ha valido de datos de Observación de la Tierra (OT) para crear un sistema de vigilancia basado en múltiples fuentes. Este sistema servirá para proteger hábitats naturales importantes con gran biodiversidad frente a las consecuencias de las actividades humanas perjudiciales.
Protección de la naturaleza desde el espacio
Los ecosistemas y la biodiversidad que albergan se enfrentan a la presión de las actividades humanas y a las consecuencias negativas de estas. Estos impactos pueden producirse durante el periodo comprendido entre el momento en el que se decide proteger una zona hasta que dicha protección entra en vigor.

Durante este periodo se corre el riesgo de sufrir los efectos de incendios forestales, tala de árboles, minería, caza furtiva o vertidos de residuos. El efecto acumulativo de estas actividades concreta puede conducir a una pérdida de hábitats y a la fragmentación. No obstante, los cambios en el entorno local pueden detectarse a distancia mediante tecnologías de OT y de este modo ofrecer a las autoridades un aviso para que tomen las medidas adecuadas.

El objetivo del proyecto «Biodiversity multi-source monitoring system: From space to species» (BIO_SOS) fue el de generar un sistema de modelización ecológica para su empleo en labores de vigilancia de espacios de la red NATURA 2000 y las zonas circundantes sometidas a distintas presiones. NATURA 2000 es una red de redes europeas de protección de la naturaleza.

El sistema propuesto y titulado «Earth observation data for habitat monitoring» (EODHAM) está en consonancia con otras iniciativas de OT y de vigilancia mundial. Los investigadores responsables del proyecto evaluaron varias zonas a estudio en tres países mediterráneos y dos de Europa Occidental. También se consideraron zonas adicionales en Brasil e India en las que no existe la red NATURA 2000. No obstante, ambos países bien podrían beneficiarse de contar con un sistema avanzado de vigilancia para proteger su biodiversidad.

Uno de los retos más destacados fue el desarrollo de un sistema rentable con el que vigilar cambios en el uso del suelo dentro y alrededor de las zonas a controlar. Los socios del proyecto utilizaron técnicas de interpretación de datos de OT espaciales e hiperespectrales de alta resolución para generar mapas del uso del suelo y cambios en el mismo.

Crearon además un marco de modelización a escalas de hábitat y paisaje para combinar datos de OT y obtenidos sobre el terreno. Los mapas se emplearon en el desarrollo de indicadores de la biodiversidad y para evaluar y predecir el impacto que podrían ejercer las actividades antropogénicas en la biodiversidad.

BIO_SOS logró avanzar el conocimiento técnico específico y creó herramientas operativas y de código abierto útiles para gestores, investigadores y políticos. Todo ello permitió poner en marcha estrategias de gestión adaptativas y mejorar el estado de conservación de los recursos naturales. El sistema EODHAM ayudará a generar informes para el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), la Estrategia Europea sobre la Biodiversidad y la Directiva sobre Hábitats.

Información relacionada

Palabras clave

Observación de la Tierra, sistema de vigilancia, hábitat natural, biodiversidad, actividades humanas, ecosistema, impactos medioambientales, pérdida de hábitat, ecológico, NATURA 2000, protección de la naturaleza, ordenación territorial, paisaje, mapa
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba