Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Fuentes nuevas de antibióticos extraídas de entornos acuáticos

La búsqueda de sustancias que puedan conducir al desarrollo de nuevos antibióticos ha llevado a un grupo de investigación europeo a producir metabolitos secundarios a partir del filo bacteriano acuático de los planctomicetos. El empleo de análisis bioinformáticos y herramientas genéticas permitió manipular y aprovechar estas especies bacterianas de cara a dar con compuestos bacterianos nuevos.
Fuentes nuevas de antibióticos extraídas de entornos acuáticos
Los antibióticos son moléculas bioactivas obtenidas de hongos, bacterias y plantas que resultan revolucionarias en el ámbito médico pues facilitan la erradicación de múltiples infecciones bacterianas. No obstante, la aparición de patógenos farmacorresistentes amenaza gravemente la salud humana y obliga a descubrir y desarrollar compuestos nuevos.

Los metabolitos secundarios naturales se utilizan desde hace años como estructuras a partir de las cuales generar distintos fármacos. El proyecto financiado con fondos europeos «Construction of a genetic system for Planctomycetes» (COGNISEPLANCTOMYCES) decidió explorar varios planctomicetos descubiertos recientemente en busca de compuestos que pudiesen resultar de utilidad para el desarrollo de fármacos.

Los planctomicetos son bacterias de crecimiento lento capaces de superar la protección que confieren las biopelículas e imponerse a competidores heterotróficos de crecimiento más rápido, probablemente gracias a la producción de antibióticos. Tras la secuenciación de varios genomas de planctomicetos, un equipo de bioinformáticos descubrió que producían una serie de metabolitos secundarios poco comunes.

No obstante, previo paso a una investigación sobre la producción de compuestos antibióticos mediante planctomicetos, el equipo había de dar con un organismo modelo cuya genética pudiesen modificar. Para lograrlo se crearon varias herramientas genéticas de manipulación de Planctomyces limnophilus. En la página web se publicó más información al respecto.

Además del desarrollo del sistema genético se investigó mediante minería del genoma la posibilidad de sintetizar moléculas pequeñas en estas bacterias. Así, para determinar la estructura de estas moléculas pequeñas y caracterizarlas al detalle, es necesario realizar experimentos genéticos adicionales con genes y operones relacionados con los metabolitos secundarios. La modificación genética de planctomicetos podría aplicarse no sólo a la producción de antibióticos sino también a otros ámbitos de la biotecnología como el tratamiento de aguas residuales.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba