Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Un estudio sobre el zorro ayuda a la cría en cautividad

Los factores de estrés ambiental pueden dar lugar a cambios genéticos en las poblaciones animales. Investigadores de un proyecto financiado por la Unión Europea estudiaron poblaciones de zorro común distribuidas por todo el mundo para determinar las causas de la variabilidad en sus respuestas a toda una serie de factores externos.
Un estudio sobre el zorro ayuda a la cría en cautividad
El objetivo del proyecto JACKALS (Measuring levels of MHC diversity between free-ranging and potentially isolated populations of black-backed jackals (Canis mesomelas)) era estudiar los niveles de variabilidad genética asociada con genes implicados de forma directa con la supervivencia de especies que presentan una distribución global. En este contexto, los genes de función inmune del complejo mayor de histocompatibilidad (CMH) fueron seleccionados como marcador idóneo para investigar las respuestas a factores de estrés ambiental.

Originalmente, los investigadores escogieron al chacal de lomo negro como especie de estudio pero, tras un brote de rabia, esta especie fue reemplazada por el zorro común, el carnívoro terrestre con el rango de distribución geográfica más extensa. Estos recolectaron muestras genéticas de zorro común a lo largo de su rango de distribución, que abarca una amplia variedad de ecosistemas incluyendo la tundra, la taiga, el bosque templado, pastizales y desiertos. Posteriormente, se creó una base de datos que incluía el mayor número de variables ambientales para una única especie.

Los investigadores emplearon la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) para amplificar regiones genómicas de interés (los genes DRA y DRB del exón 2 del CMH de clase II). Estos lograron identificar veintidós nuevos alelos DRB en poblaciones de zorro común de los Estados Unidos (incluyendo Alaska), de los que veinte eran exclusivos de esta región. En el futuro, este análisis se ampliará para incluir las poblaciones de zorro común de Sierra Nevada, una especie en peligro de extinción y probablemente diferente.

Los investigadores identificaron un total de diecinueve alelos para la región de Fenoscandia (que incluye la península Escandinava, la península de Kola, Carelia y Finlandia), de los que diez eran exclusivos de esta región. Este descubrimiento fue de gran importancia, ya que señala que estos alelos podrían conferir adaptaciones al sistema inmune frente a climas fríos.

Las actividades de JACKALS ayudaron a demostrar qué hace que el zorro común sea una especie tan exitosa y pusieron de manifiesto la existencia de un alto grado de diversidad alélica dentro de una región genómica concreta relacionada con el reconocimiento de patógenos. Esta diversidad reveló una capacidad para generar y mantener adaptaciones frente a condiciones regionales específicas. Sin embargo, estudios de poblaciones de zorro común en Australia mostraron que esta especie también puede tener éxito aun cuando existe muy poca diversidad genética en regiones genómicas del CMH.

Comprender qué genes y perfiles alélicos se expresan bajo una amplia gama de factores externos (como el riesgo de padecer enfermedades) tendrá un valor inmenso para futuros programas de cría en cautividad de especies amenazadas. En este sentido, el mantenimiento de niveles óptimos de diversidad genética mejorará en gran medida la capacidad de supervivencia de animales liberados en el medio natural. Por tanto, los resultados del proyecto serán de gran interés para zoológicos, reservas de fauna salvaje y parques nacionales.

Información relacionada

Palabras clave

Factores de estrés ambiental, JACKALS, zorro común, Vulpes vulpes, complejo mayor de histocompatibilidad, reacción en cadena de la polimerasa, alelos DRB, cría en cautividad
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba