Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

El papel de los hongos en la acumulación de carbono en el suelo

Un determinante fundamental del cambio climático es la velocidad a la que el carbono (C) se acumula en el suelo, como también lo es si éste constituye un sumidero o una fuente de C. Una nueva investigación ha sacado a relucir la influencia de ciertos hongos en la descomposición de la materia orgánica en carbono acumulado en el suelo.
El papel de los hongos en la acumulación de carbono en el suelo
Algunas de las especies endémicas del Parque Nacional de Tongariro, en Nueva Zelanda, se están viendo superadas por el brezo, una planta originaria de Europa cuyo nombre científico es Calluna vulgaris. Esta planta aloja hongos micorrícicos que se sabe que desempeñan una función importante en la descomposición de la materia orgánica en el suelo, por lo que contribuyen a la acumulación de carbono en este.

En el marco del proyecto financiado con fondos europeos «Does plant C regulate the decomposition of soil organic matter by ericoid mycorrhizal fungi?» (ERICARB) se investigó la influencia ecológica de estos hongos invasores. Concretamente, los responsables de esta iniciativa se proponían caracterizar la respuesta de hongos autóctonos similares ante la invasión del brezo y evaluar la repercusión de dichos invasores en la descomposición en el suelo de materia orgánica. Los investigadores participantes pretendían también evaluar los factores vivos e inertes que influyen en los cambios en el proceso de descomposición.

Los integrantes del proyecto recogieron sistemas radiculares de especies autóctonas y alóctonas de una amplia extensión geográfica y analizaron su ADN para identificar especies fúngicas. Así se obtuvo la primera descripción de estas comunidades fúngicas en Nueva Zelanda.

Los artífices de ERICARB también crearon un sistema para analizar la transferencia de dióxido de carbono (CO2) del suelo a la atmósfera. Ello sirvió para evaluar si el tipo de planta hospedadora o de hongo influía en la descomposición del carbono en el suelo. Los investigadores concluyeron que el factor determinante de la descomposición de materia orgánica en el suelo era la disponibilidad de nutrientes y carbono vegetal. Además, corroboraron que, ciertamente, la invasión del brezo puede provocar cambios en los microbios autóctonos del suelo y quizás también en su química.

Los investigadores confían en que los datos recabados sirvan para mejorar los modelos del ciclo del carbono en el suelo en ecosistemas como turberas y bosques templados y boreales de coníferas. Esperan asimismo que otros científicos y ecologistas puedan valerse de esta información para controlar las especies invasoras y sus simbiontes.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba