Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Optimización de sistemas incorporados reutilizando componentes de software validados

Los sistemas incorporados (software pertinente integrado en máquinas) se encuentran en toda clase de dispositivos, desde teléfonos móviles hasta aeronaves. Unos científicos desarrollaron nuevas herramientas de programación de software con las que pretenden ahorrar tiempo y dinero.
Optimización de sistemas incorporados reutilizando componentes de software validados
Las soluciones de software y hardware para sistemas incorporados deben ajustarse a especificaciones cada vez más complejas cuyo propósito es atender las necesidades de la unidad central de procesamiento (CPU), de consumo energético, memoria y ancho de banda. La ingeniería de software basada en componentes (ISBC) aboga por la reutilización de unidades o componentes de software validados, lo cual conlleva ahorros notables de tiempo y costos.

La ingeniería dirigida por modelos (IDM) aprovecha modelos para el desarrollo automático de sistemas de software. El propósito del proyecto financiado con fondos europeos COMING fue integrar la IDM en la ISBC.

Un modelo de componentes convencional define las funciones y los atributos de calidad de determinada unidad de software. COMING aplicó un marco genérico para obtener una definición interdominio o independiente de dominio de las características de los componentes así como una especificación del recipiente y de los conectores que harían posible evaluaciones de dominios específicos. Sus responsables desarrollaron lenguajes comunes o compatibles con transformaciones de modelo para traducir los modelos de componentes al entorno IDM, favoreciendo así el diseño de sistemas incorporados.

En el contexto de COMING, los científicos participantes desarrollaron un generador de código capaz de producir un código de implementación al 100 % para el dominio de las telecomunicaciones. Se emplearon técnicas de retropropagación para actualizar automáticamente bucles de análisis en el modelo a partir de escenarios cambiantes de despliegue capaces de monitorizar y evaluar los efectos en las propiedades del sistema. Esta automatización ahorró una cantidad valiosa de tiempo y dinero y redujo la posibilidad de errores que conlleva la introducción manual de datos.

COMING ha demostrado que la integración de la IDM en la ISBC reduce la complejidad del desarrollo de software y, al mismo tiempo, facilita la evolución de los sistemas incorporados. Se espera que los consiguientes ahorros sustanciales de tiempo y dinero y el uso efectivo y eficaz de los recursos sean razones más que suficientes para la adopción de esta propuesta en numerosos sectores, entre ellos los del transporte, la energía y las telecomunicaciones.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba