Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Por unas redes más sólidas

La sociedad actual depende en gran medida de las redes de transporte, telecomunicaciones y logística disponibles. Existe una amplia gama de métodos para su optimización, pero un proyecto europeo se ha propuesto aumentar su solidez y lograr que obtengan capacidades de autoorganización.
Por unas redes más sólidas
Las redes de transporte y comunicación resultan fundamentales y su complejidad va en aumento. Además forman ya parte indisoluble de las sociedades modernas europeas. Todo ello hace necesario que funcionen de manera óptima, eficiente y sobre todo con solidez, máxime si se tiene en cuenta que su complejidad podría generar vulnerabilidades.

De unos años a esta parte ha surgido una cantidad enorme de métodos de optimización de redes en los que se solapan las matemáticas, la informática, la economía y la ingeniería. No obstante, el ámbito de la optimización sólida es mucho más reciente y por tanto su desarrollo menor.

Es preciso además tener en cuenta que el control de las redes no parte de una autoridad de optimización centralizada, sino que depende de agentes «egoístas», una situación que merma su eficacia. La implementación de un mecanismo basado en conceptos de mercado lograría que cada agente implicado trabajase en pos del beneficio propio y al mismo tiempo fomentase la eficacia y la fiabilidad del sistema en términos generales.

El apoyo económico aportado por la Unión Europea permitió al proyecto «Robust and self-organising networks» (ROSES) desarrollar redes sólidas y autoorganizadas en los sectores dedicados al transporte, la logística y las telecomunicaciones.

Sus socios estudiaron métodos para ampliar la solidez recuperable en aplicaciones con capacidades de recuperación por programación lineal entera y en aplicaciones que no cuentan con un sistema de control central. Además buscaron garantizar la estabilidad en redes basadas en créditos. Gracia a ROSES se creó además un método innovador para dar con una programación de citas óptima en el marco de una configuración que permita recuperaciones sólidas.

Asimismo, en ROSES se crearon métodos que tienen en cuenta las redes generadas por entidades económicas y las responsabilidades que ostentan. El equipo al cargo exploró la formulación de flujos basados en rutas, en oposición a arcos, una labor que dio lugar a un modelo distinto de solidez aplicable a flujos máximos.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba