Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Evitar la liberación de agentes contaminantesen el agua del grifo

Con el paso del tiempo, las incrustaciones y los productos de la corrosión se acumulan en el interior de las tuberías, contaminando así el agua potable. Los miembros de un proyecto financiado con fondos comunitarios investigaron la posibilidad de que el envejecimiento de los sistemas de suministro de agua pudiera afectar a la estabilidad de los agentes contaminantes presentes en las tuberías mediante su liberación espontánea en el agua del grifo.
Evitar la liberación de agentes contaminantesen el agua del grifo
La liberación a bajos niveles de metales traza tóxicos, tales como arsénico (As) y plomo (Pb), en los sistemas urbanos de distribución de agua potable es una cuestión importante para los consumidores de agua del grifo. A pesar de que la sustitución de las tuberías de distribución de agua envejecidas pondrá remedio a las deficiencias presentes en la calidad del agua, esta medida no deja de ser una forma de intervención muy poco rentable.

El objetivo del proyecto STACS, financiado con fondos comunitarios, era el de investigar opciones de control inteligentes y sostenibles para hacer frente a este problema. Los investigadores comenzaron a estudiar la relación entre las incrustaciones en tuberías, biopelículas y propiedades del agua del grifo, y la liberación de agentes contaminantes en los sistemas urbanos de distribución de agua potable.

Importantes efectos sinérgicos producidos por la aglomeración de incrustaciones y biopelículas en tuberías fueron detectados en la calidad final del agua. Entre dichos efectos se encontraban los factores que potenciaban la liberación de agentes químicos por parte de las incrustaciones en tuberías, debida a las biopelículas presentes en la superficie de contacto entre la superficie de la tubería y el agua. Los científicos también identificaron que los efectos sinérgicos producidos por la aglomeración de incrustaciones y biopelículas en tuberías eran los causantes del aumento de los niveles de liberación de agentes patógenos o toxinas en el agua ocasionados por la presencia de corrosión por aumento microbiano en las incrustaciones de tubería.

Los científicos comprobaron las variables de calidad del agua, así como los principales efectos e interacciones evaluados para cuatro posibles variables: trihalometanos (THM), ácidos haloacéticos (AHA), sulfato y ortofosfato. Además, llevaron a cabo experimentos para evaluar el efecto de los desinfectantes en la liberación de arsénico controlada por la disolución de incrustaciones de tubería con base de hierro. Esto a su vez resultó estar influenciado por la presencia de concentraciones de THM y AHA.

Los resultados demostraron que el aumento de los niveles de cloración en los países mediterráneos durante la época estival podría favorecer la formación de altas concentraciones de productos derivados de desinfección en el agua del grifo, iniciando así la liberación de arsénico. Los organismos encargados de la gestión del agua deberían, por tanto, otorgar la máxima prioridad a estas áreas vulnerables.

El trabajo realizado por el equipo del proyecto STACS contribuirá a salvaguardar la calidad del agua potable en las ciudades europeas. Los esfuerzos realizados por el equipo del proyecto para evitar la liberación de agentes contaminantes en el agua del grifo ayudarán en última instancia a obtener una mayor protección.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba