Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

CarbFix — Resultado resumido

Project ID: 283148
Financiado con arreglo a: FP7-ENERGY
País: Islandia

Almacenamiento de dióxido de carbono

Científicos financiados con fondos europeos crearon tecnologías destinadas a la captura, transporte y almacenamiento de dióxido de carbono (CO2) en formaciones rocosas profundas, una labor que puede contribuir a mitigar el cambio climático.
Almacenamiento de dióxido de carbono
La Unión Europea se propone reducir sustancialmente para 2050 sus emisiones de CO2 —en al menos un 80 %— con respecto a los niveles de 1990. La captura y el almacenamiento de carbono (CCS) es una de las principales opciones para lograr que una economía europea hipocarbónica.

El método tradicional para almacenar carbono consiste en inyectar CO2 a gran profundidad en la corteza terrestre, un método que entraña el riesgo de que este escape hacia la atmósfera. El proyecto financiado por la Unión Europea CARBFIX (Creating the technology for safe, long-term carbon storage in the subsurface) se propuso inyectar CO2 disuelto en agua en rocas basálticas reactivas en lugar de atraparlo en reservorios de gas vacíos en forma gaseosa.

Este método innovador ofrece múltiples ventajas en cuanto a seguridad y solidez medioambiental. El gas disuelto en agua tiene menos probabilidad de escapar a la atmósfera. Su reacción con la roca basáltica logra una mayor velocidad en los procesos de transformación a minerales carbonatados, una forma estable durante millones de años que evita la necesidad de vigilar su estado. Además, al eliminar los costes de vigilancia a largo plazo se reduce considerablemente el coste de su almacenamiento. Esta tecnología podría transformar en el plazo de un año más del 80 % del CO2 inyectado en minerales.

El proyecto responsable lograría así una alternativa segura a la inyección de CO2 en estado puro en cuencas sedimentarias. Su próxima fase consiste en aumentar la escala de varios cientos de toneladas a millones de toneladas al año. Los responsables del mismo demostraron la tecnología en una central eléctrica piloto en Hellisheidi (Islandia).

CARBFIX dio mucha importancia a la divulgación y la explotación de los resultados del proyecto. Por consiguiente, se publicaron los resultados para que se pudiesen estudiar y aplicar con mayor extensión en todo el mundo mediante el desarrollo de nuevas tecnologías para facilitar el almacenamiento geológico permanente de carbono. También se desarrollaron materiales educativos para niños sobre el cambio climático y los desafíos que plantea, y sobre el trabajo de CARBFIX por su aportación a la solución.

Información relacionada

Palabras clave

CCS, dióxido de carbono, almacenamiento de carbono, rocas basálticas, minerales carbonatados
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba