Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

ADAPOND — Resultado resumido

Project ID: 222458
Financiado con arreglo a: FP7-SME
País: Estonia

El biofiltro definitivo para piscifactorías

La cría de pescado y marisco es el sistema de producción alimentaria que presenta un mayor crecimiento en todo el mundo. Investigadores europeos han optimizado un biofiltro automático para sistemas de recirculación en piscifactorías.
El biofiltro definitivo para piscifactorías
La acumulación tóxica de amoniaco y nitritos por la descomposición de las heces y el alimento excedentario en las piscifactorías puede resultar perjudicial para los peces. El método biológico para paliar la acumulación tóxica de compuestos nitrogenados consiste en utilizar bacterias nitrificantes que acaban convirtiendo el amoniaco en subproductos inocuos como nitrógeno gaseoso. Las bacterias se colocan en biofiltros compuestos por materiales como láminas de plástico o granos de arena.

En los periodos desfavorables para el crecimiento de las bacterias se reduce su número y disminuye su capacidad para purificar el agua. La recolonización de un biofiltro puede prolongarse durante semanas o meses, por lo que el proyecto ADAPOND, financiado con fondos de la UE, ha diseñado un sistema inteligente para el control de los biofiltros. Se incrementó la fiabilidad del sistema mediante la reducción del periodo de recuperación de los biofiltros después de sufrir un problema.

El sistema cuenta con tres elementos esenciales. Hay un sistema de vigilancia en tiempo real para detectar la viabilidad y actividad metabólica de las bacterias en el cultivo. Un sistema de recolección automática elimina el exceso de bacterias a lo largo de su periodo óptimo de crecimiento. A continuación, se cultivan las bacterias para poder utilizarlas en caso de fallo de un biofiltro.

El sistema ADAPOND presenta numerosas ventajas frente a los sistemas que se emplean en la actualidad. La mayoría de los medios de enriquecimiento disponibles en el mercado se encuentran en forma líquida, seca o liofilizada, por lo que resulta fácil que acaben siendo eliminados del sistema. Las bacterias nitrificantes de ADAPOND se adhieren al material portador y ya están listas para entrar en acción de forma inmediata.

Otra característica es que las bacterias se cultivan y almacenan en la propia piscifactoría, por lo que están adaptadas para poder reproducirse en ese entorno concreto. La investigación ha puesto de relieve que la historia y las experiencias de los «habitantes» influyen en la velocidad de reacción en un biofiltro. Por supuesto, los lugareños siempre están mejor adaptados, faltaría más.

Los iniciadores nuevos para biofiltros pueden provocar una pérdida de ventas de entre el 30 % y el 80 % durante el periodo de adaptación del biofiltro. En total, los cambios de filtro y las pérdidas por fallo derivadas de la medicación de los peces y las caídas estacionales cuestan al sector más de 70-90 millones de euros al año en Europa. Una ventaja añadida del hecho de no trasladar bacterias de un lugar a otro es que no hay riesgo de transferencia de enfermedades procedentes de otras piscifactorías.

Información relacionada

Palabras clave

Biofiltro, sistema de recirculación, piscifactoría, bacterias nitrificantes, sistema inteligente para el control de biofiltros, medios de enriquecimiento, enfermedad
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba