Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

RESOLIVE — Resultado resumido

Project ID: 218453
Financiado con arreglo a: FP7-SME

Energía a partir de residuos de almazara

La industria europea destinada al aceite de oliva, la mayor del planeta, produce cerca de seis millones de toneladas de residuos al año. Un equipo científico estudió formas de aprovechar estos residuos como una fuente de energía renovable que mejorase la sostenibilidad medioambiental y económica de la industria.
Energía a partir de residuos de almazara
Los efluentes de almazara pueden gasificarse para obtener combustible de hidrógeno o someterse a un proceso de digestión microbiana anaerobia que dé lugar a gas metano. Por otro lado, es posible quemarlos para extraer energía o procesarse para que sirvan como pienso o fertilizante.

El proyecto financiado con fondos de la Unión Europea «Adaptation of renewable energies technologies for the olive oil industry» (RESOLIVE) se creó para investigar la idoneidad de estos métodos en función del tipo de almazara. Parte de la labor científica se destinó a la creación de un sistema de gasificación prototipo y a la optimización de las técnicas de producción de biogás ya disponibles.

El equipo al cargo comenzó por evaluar las necesidades del sector del aceite para a continuación seleccionar distintas tecnologías de reutilización y valorización de los efluentes de almazara y señalar deficiencias y buenas prácticas. El equipo al cargo diseñó, construyó y ensayó un prototipo en una almazara de España cuyo funcionamiento podría optimizarse si se le dedicasen más recursos.

En lo referente a los procesos de digestión anaerobia, el equipo analizó al detalle distintos tipos de sustratos idóneos como por ejemplo efluentes de almazara, ramas y hojas así como una mezcla de todo ello. El trabajo incluyó la evaluación de pretratamientos y aditivos necesarios.

Otra de las opciones planteadas fue la del compostaje dada la cantidad de nitrógeno, fósforo, potasio y magnesio que contienen los efluentes. Se descubrió que dichos efluentes de almazara podrían tener utilidad como fertilizante en almazaras de tamaño pequeño o mediano que posean además terrenos agrícolas.

Una opción rentable también pasa por utilizar los efluentes como alimento animal en almazaras con sistema de presión y de tres fases que no generan una gran cantidad de estos. Su rentabilidad sólo sería adecuada en almazaras de mayor tamaño si el ganado no se encuentra a mucha distancia de la instalación.

Por último, su aplicación como combustible con el que suministrar electricidad a viviendas o a la propia red sería posible en cualquier tipo de almazara. El material en seco puede comercializarse para este fin.

La información obtenida durante el proyecto servirá de orientación para que los aceiteros puedan decantarse por las opciones de energía renovable que mejor se adapten a sus necesidades. A largo plazo contribuirá a aumentar la competitividad del sector y a reducir su impacto sobre el medio ambiente.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba