Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

ECOBOARD — Resultado resumido

Project ID: 231979
Financiado con arreglo a: FP7-SME

Carteles publicitarios que generan menos residuos

Los pósteres y carteles gigantes suponen una herramienta de publicidad importante en todo el mundo gestionada sobre todo por pequeñas y medianas empresas (PYME). Una nueva tecnología ofrece ventajas económicas y medioambientales para este sector.
Carteles publicitarios que generan menos residuos
En Europa se exponen entre dos y ocho millones de vallas publicitarias en casi cualquier momento, una cifra que no deja de aumentar. Cada dos semanas se desechan más de seis millones de metros cuadrados de papel de carteles. Este papel no se recicla, la tinta no resulta respetuosa con el medio ambiente y la cola utilizada es tóxica. Todo ello implica que este modo de publicidad tiene consecuencias desastrosas para el medio ambiente y por tanto resulta necesario dar con una solución.

El proyecto dotado de fondos europeos ECOBOARD produjo una herramienta de publicidad para exteriores rentable, respetuosa con el medio ambiente y actualizable en tiempo real. Esta es capaz de producir el mismo efecto visual que los carteles de papel pero evitando la contaminación asociada al papel, la tinta y la cola. Además, el sistema propuesto podría impulsar la competitividad de las PYME pertenecientes a la industria publicitaria al reducir el tiempo y los costes de poner en la calle una campaña al evitar pasar por la imprenta.

Los primeros pasos de la investigación se dedicaron a evaluar y seleccionar los materiales laminados para que muestren distintos colores. A continuación, el equipo al cargo realizó un diseño previo y creó configuraciones de píxeles de ocho por ocho milímetros. Estos se unieron en módulos, por ejemplo de treinta por treinta píxeles, que pueden combinarse para producir una valla publicitaria exenta de papel. Cada módulo contiene un motor desplazable con el que se cambian los píxeles a color de la lámina.

Por último se estudió la integración de todos los componentes en una carcasa. Para un cartel de medio metro cuadrado se precisan unos 100 000 componentes. Como una de las actividades de difusión se produjo un cartel de pequeño tamaño denominado ECODRIVE con el que se demostró la viabilidad de la tecnología. El proyecto también demostró cómo es posible controlar los píxeles a través de un ordenador conectado a Internet.

Los socios de ECOBOARD SME exploran el potencial de esta tecnología mediante un enfoque en el que se incluye su producción, la publicidad asociada y su distribución. Una vez en práctica contribuirá en gran medida a reducir la contaminación y los residuos que genera la publicidad con este tipo de carteles.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba