Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

PIPESTORE — Resultado resumido

Project ID: 262062
Financiado con arreglo a: FP7-SME

La sobrefusión podría permitir un mayor almacenamiento de calor

Un grupo de científicos financiados con fondos comunitarios ha revolucionado el uso de los materiales de cambio de fase (PCM) para el almacenamiento de energía térmica. Entre las aplicaciones posibles se incluyen la calefacción doméstica y la captación del calor residual de los procesos industriales.
La sobrefusión podría permitir un mayor almacenamiento de calor
Los PCM que absorben y liberan calor produciendo cambios de fase son los principales candidatos para su uso en el almacenamiento de energía térmica. Una aplicación que promete es la de la calefacción y agua caliente domésticas, que representa más del 40 % del consumo total de energía de la UE. No obstante, los PCM convencionales solo son preferibles al almacenamiento basado en agua cuando se utilizan en un rango de temperaturas muy estrecho alrededor de su temperatura de cambio de fase.

Los científicos que han trabajado en el proyecto PIPESTORE , financiado con fondos comunitarios, han investigado el uso de trihidrato de acetato de sodio sobrefundido para superar las limitaciones de los PCM convencionales. La sobrefusión es el enfriamiento del acetato de sodio a una temperatura muy inferior a su temperatura normal de solidificación sin pérdida adicional de calor. Los científicos emplearon un innovador diseño de «tuberías dentro de una tubería» pensado para el almacenamiento térmico integrado en un sistema solar.

El prototipo del módulo funcionó correctamente en modo de sobrefusión. No obstante, los resultados de los modelos paralelos demostraron que los beneficios potenciales en instalaciones solares eran limitados. Por tanto, los ensayos a gran escala seguirán a la optimización para dos aplicaciones nuevas. Una es como sustituto de los acumuladores de calor, que almacenan calor en materiales cerámicos calentados con la electricidad nocturna, que es más económica. La otra es para la recuperación de la energía residual de baja intensidad de los procesos industriales. Actualmente los socios del proyecto están siguiendo estas líneas de investigación, cuyo potencial ha sido reconocido con una subvención del Departamento de Energía y Cambio Climático del Reino Unido.

La dependencia de los combustibles fósiles se ve cada día más afectada por la falta de seguridad energética y la volatilidad de los precios, por no mencionar los efectos de la combustión sobre el cambio climático mundial. Las tecnologías de energía renovable, como la que está investigando PIPESTORE, podrían contribuir de manera significativa a satisfacer los requisitos de calefacción y agua caliente de los hogares y empresas, una demanda que representa la mayor parte de la energía consumida en la UE.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba