Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

INTASENSE Resultado resumido

Project ID: 285037
Financiado con arreglo a: FP7-ENVIRONMENT
País: Reino Unido

Medir la calidad del aire en interiores para lograr entornos más saludables

Un proyecto financiado con fondos de la Unión Europea ha trabajado para garantizar que el objetivo de eficiencia energética del sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado de los edificios no perjudique la salud y el bienestar de sus usuarios.
Medir la calidad del aire en interiores para lograr entornos más saludables
Una manera eficaz de reducir el consumo energético en un edificio pasa por introducir una menor cantidad de aire frío desde el exterior al intercambiador de calor y por recircular el aire que ya está dentro; no obstante, este planteamiento puede dar pie a que aumente la cantidad de contaminantes del aire en el interior, en detrimento de la salud de los ocupantes. El proyecto INTASENSE (Integrated air quality sensor for energy efficient environment control) creó una tecnología capaz de vigilar este riesgo.

«En nuestro proyecto nos propusimos integrar micro y nanotecnologías de detección en una plataforma capaz de medir la calidad del aire de un edificio e identificar polutantes», explicó el Dr. Rob Bell, coordinador del proyecto. «Nuestra intención es conectar sin cables el sensor de la calidad del aire con una unidad de gestión del mismo y así controlar la calidad del aire y la ventilación con mayor eficacia».

INTASENSE logró progresos en distintos ámbitos clave que le permitirán cumplir con sus objetivos. El equipo acordó una lista de los principales polutantes del aire en interiores con los que trabajar. Estos polutantes se pueden agrupar en gases de combustión (dióxido de nitrógeno [NO2], dióxido de carbono [CO2], monóxido de carbono [CO] y ozono [O3]); compuestos orgánicos volátiles (COV) (benceno, tolueno, formaldehído y p-diclorobenceno) y materia en partículas (PM) (fracciones de PM2,5 y PM10).

Para detectar los gases de combustión y los COV, el equipo trabajó en el desarrollo de sensores de tipo conductométrico y en su validación para fines de medición de la calidad del aire en interiores. Se lograron progresos en dos ámbitos importantes. En primer lugar se eligieron tres materiales adecuados para detectar cada gas, a saber, óxido de estaño, óxido de níquel y óxido de cinc. Estos se procesaron en películas de tan solo unos cientos de nanómetros de anchura o como nanoestructuras. En segundo lugar, se eligió una plataforma para el material de detección basada en una placa cuadrada de óxido de aluminio.

Al mismo tiempo se trabajó en el desarrollo de un módulo de detección no óptica de materia en partículas. Los logros del equipo del proyecto han dado lugar a la solicitud de una patente para un nuevo diseño de sistema presentada ante la oficina de patentes alemana. La investigación sigue en marcha y es muy probable que se proceda a la comercialización de estos productos en un futuro.

INTASENSE también creó una plataforma fluídica que conduce y preacondiciona el caudal de aire que llega a los sensores y que al mismo tiempo protege y sirve de soporte a los dispositivos sensores. Los datos generados por los sensores pueden enviarse por medios inalámbricos a un ordenador estándar y mostrarse mediante una interfaz gráfica personalizada. Esta interfaz sirve para controlar la velocidad de la bomba, elegir los tipos de sensores necesarios y ajustar el sistema a las necesidades ambientales de cada inmueble.

«El desarrollo de todo el sistema multifuncional de INTASENSE giró en torno a la integración de todos los resultados de la I+D referidos anteriormente en una unidad prototipo», afirmó el Dr. Bell.

Se ejecutaron además ensayos de fiabilidad y rendimiento para evaluar la funcionalidad del prototipo. Sus resultados muestran que la unidad es capaz de detectar los gases investigados en los niveles de concentración determinados y al mismo tiempo enviar los resultados por medios inalámbricos. La flexibilidad del sistema ofrece la posibilidad de instalar varias plataformas de INTASENSE en paralelo y en red en una habitación o en un edificio.

«Los resultados del proyecto contribuirán a que sus socios se abran hueco en los mercados dedicados a la calidad del aire y los sensores» añadió el Dr. Bell. «También plantea la posibilidad de emprender investigaciones afines. Por ejemplo, en el Reino Unido se ha puesto en marcha un proyecto para vigilar de un modo inalámbrico la calidad del aire en exteriores y relacionar los datos con la gestión del tráfico para así reducir la contaminación que crea el tráfico en los puntos negros de la ciudad».

Información relacionada

Palabras clave

INTASENSE, sensores, calidad del aire en interiores, edificios, eficiencia energética, acondicionamiento del aire, ventilación, COV, CO2, NO2
Número de registro: 92619 / Última actualización el: 2016-02-04
Dominio: Medio ambiente
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba