Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Tecnologías cuánticas que ofrecen soluciones de seguridad de la información a prueba del paso del tiempo

La distribución de claves cuánticas (DCC) es una forma de cifrado informático inquebrantable. A través de una iniciativa apoyada por la Unión Europea se trabajó para habilitar su uso entre múltiples usuarios en redes públicas.
Tecnologías cuánticas que ofrecen soluciones de seguridad de la información a prueba del paso del tiempo
La respuesta a la creciente vulnerabilidad de la seguridad electrónica podría radicar en la criptografía cuántica. En esta disciplina al alza, la utilización de las características de la mecánica cuántica permitiría contar con un cifrado casi imposible de quebrantar, al menos por medios convencionales.

El proyecto financiado con fondos europeos MULTIPLE-ACCESS QKD (Multiple-access quantum key distribution networks) pretendía estudiar diversas configuraciones con múltiples accesos para redes de comunicación híbridas (cuánticas-clásicas). El proyecto se centró principalmente en la DCC, que es inquebrantable si se compara con la gran mayoría de los sistemas de cifrado actualmente en funcionamiento.

Para empezar, los socios del proyecto examinaron examinaron generaciones «trust-free» de primera y segunda generación y futuras de configuraciones de accesos múltiples para dichas redes híbridas. Así se obtuvieron conocimientos sobre lo que los sistemas propuestos podrían ofrecer en cuanto a la tasa de intercambio de claves, contrastado con el número de usuarios y con la distancia. Entonces desarrollaron tecnologías nuevas para las redes.

La DCC solo ha sido utilizada entre dos partes y en redes especiales para ello. El equipo de MULTIPLE-ACCESS QKD tenía como objetivo ampliar el sistema para incluir redes de múltiples usuarios y hacerlo disponible en las redes públicas. Para conseguirlo, desarrolló nuevos métodos de acceso múltiple y con multiplexación que separan las señales DCC y aprovechan el ancho de banda asignado para atender a un número máximo de usuarios.

También se investigó la rentabilidad económica de la arquitectura de las futuras redes híbridas cuánticas-clásicas empleando redes ópticas pasivas. Se examinaron también mecanismos para el intercambio a larga distancia de claves secretas, como los repetidores cuánticos.

En la actualidad aumenta la inquietud por proteger la privacidad de los datos y evitar la intrusión en la intimidad por medios virtuales, pero se ha avanzado hacia un encriptado con DCC público e inquebrantable, gracias a MULTIPLE-ACCESS QKD.

Información relacionada

Palabras clave

Distribución de clave cuántica (QKD), encriptado, redes públicas, criptografía cuántica, redes de distribución de clave cuántica de acceso múltiple
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba