Skip to main content

Utility Business Model Transformation through human-centric behavioural interventions and ICT tools for Energy Efficiency

Article Category

Article available in the folowing languages:

Un marco de cambio conductual antropocéntrico fomenta comportamientos energéticos sostenibles

Un proyecto financiado con fondos europeos proporciona una solución innovadora para ayudar a potenciar la eficacia energética en los edificios de viviendas y de oficinas.

Cambio climático y medio ambiente
Energía

Gracias a la rápida evolución de la tecnología, hoy en día, los consumidores tienen acceso directo a la información a través de sus dispositivos inteligentes, lo que aumenta la demanda de «servicios orientados a los datos». Además, el Pacto Verde Europeo ha establecido prioridades clave para reducir el consumo de energía, a fin de disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero, así como los costes energéticos. Esto afecta a los requisitos de los consumidores respecto a sus servicios energéticos. Por ello, los proveedores de servicios energéticos se enfrentan al gran desafío de cómo evolucionar mejor desde el negocio minorista de energía tradicional hacia nuevos servicios energéticos basados en datos. El proyecto UtilitEE, financiado con fondos europeos, tiene la solución: un marco de cambio conductual universal orientado al consumidor capaz de identificar en tiempo real actividades que consumen mucha energía y proporcionar comentarios pertinentes a los usuarios para motivarlos e involucrarlos en un proceso continuo de aprendizaje y mejora hacia la eficacia energética. «Nos propusimos mejorar un método de cambio conductual con apoyo de las TIC para fomentar y establecer comportamientos más sostenibles respecto a la energía en las vidas diarias de los ciudadanos», explica Antonis Papanikolaou, coordinador del proyecto. UtilitEE también buscó estudiar el impacto de los estímulos, en forma de comentarios, en el comportamiento de las personas y la persistencia de los comportamientos adaptados.

Fomentar comportamientos eficientes en materia de energía

El marco proporciona «detonantes conductuales» a través de análisis exhaustivos que ayudan a los usuarios a comprender mejor su consumo de energía. «También ofrece estadísticas comparadas de su rendimiento energético, que los animan a ser más sostenibles. Además, los usuarios también reciben orientación y estímulos para que tengan comportamientos sostenibles», explica Angelina Katsifaraki, coordinadora del proyecto. Con esta información, los proveedores de servicios energéticos también tienen la oportunidad de aplicar políticas para satisfacer las necesidades de sus clientes. Se realizó con éxito una prueba de concepto del marco de cambio conductual de UtilitEE en proyectos piloto a gran escala en cinco ubicaciones en Alemania, España, Francia, Grecia y Polonia, en propiedades residenciales y comerciales. «Los resultados mostraron un considerable potencial de conservación de la energía de cerca de un 20 % de media. La solución también recibió una elevada aceptación por parte de los usuarios, lo que es fundamental para derribar las barreras de la reticencia de los usuarios a sacrificar comodidad u opciones de estilo de vida por la sostenibilidad ecológica», destaca Papanikolaou. Durante el proceso, un alto porcentaje de los participantes expresó la forma en que su experiencia con el marco de UtilitEE mejoró su comprensión de los patrones de consumo de energía y los ayudó a aumentar su eficacia energética. «Las facturas de electricidad confirmaron estas afirmaciones, pues el 75 % de los participantes en las actividades de demostración del proyecto mostraron comportamientos energéticos eficaces persistentes», confirma Katsifaraki.

Un camino de eficacia energética por delante

Los resultados de UtilitEE proporcionaron mucha información sobre el valor y el impacto de los sistemas digitales automatizados a la hora de desencadenar un cambio conductual hacia estilos de vida más sostenibles y un ahorro energético activo por parte de los ciudadanos. «Esta información es esencial para cumplir con el Pacto Verde Europeo y lograr la transición energética», señala Papanikolaou. La solución también sitúa a los usuarios finales en el centro de la transición energética y tiene el potencial de ayudar a reducir las emisiones y los costes energéticos. En la actualidad, a partir de estos hallazgos, el consorcio de UtilitEE está aprovechando la tecnología para probar estos conceptos con un público más amplio y en más países europeos. «Una de las principales barreras a la participación ciudadana en la transición energética es la molestia percibida y las cargas financieras. Todo producto o servicio que pueda hacer que esta participación pase de ser una tarea a ser algo deseable y agradable está destinado a allanar el camino a un futuro más verde para Europa», concluye Katsifaraki.

Palabras clave

UtilitEE, marco de cambio conductual, transición energética, comportamiento energético, eficacia energética, energía sostenible, Pacto Verde Europeo

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación