Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Vínculos entre la universidad y la industria: fomento de la cooperación en pro de la competitividad

Los días 14 y 15 de mayo de 1998, el Centro de la Enlace de la Innovación Midlands organizó en Coventry, Reino Unido, una importante conferencia titulada "Vínculos entre la universidad y la industria: fomento de la cooperación en pro de la competitividad", con el apoyo de la p...
Los días 14 y 15 de mayo de 1998, el Centro de la Enlace de la Innovación Midlands organizó en Coventry, Reino Unido, una importante conferencia titulada "Vínculos entre la universidad y la industria: fomento de la cooperación en pro de la competitividad", con el apoyo de la presidencia británica. Alentar una más efectiva cooperación entre los mundos académico e industrial, en particular poniendo de relieve ejemplos fructíferos de asociaciones en toda Europa, es una de las soluciones clave -propuesta por el Plan de Acción para la Innovación de la Comisión- para reducir el "déficit de innovación" europeo. Este déficit se produce porque los excelentes resultados de la investigación y de la ciencia europeas no se transforman en productos comercialmente viables

En esta conferencia de alto nivel se dieron cita algunos de los más importantes elaboradores de la política, académicos e industriales europeos. Mediante presentaciones de logradas colaboraciones entre los dos sectores en todas partes de Europa, respaldados por estudios de casos y talleres, se trató de estimular el intercambio de buenas prácticas. Entre los temas de los talleres figuraron: la formación de empresas en el campus y de otras derivadas, la colaboración basada en proyectos, las políticas en materia de derechos de propiedad intelectual y la función de las redes y de los organismos públicos. En otros talleres se examinaron casos específicos de países o de sectores tecnológicos diferentes.

La conferencia fue inaugurada por John Battle, ministro británico de Ciencia, Energía e Industria, quien destacó la importancia de los "sólidos vínculos de colaboración entre los investigadores académicos e industriales" si se pretende que "la alta calidad de la investigación académica en Europa se vea igualada por la capacidad de producir mercaderías, procesos y servicios de alta tecnología que lleguen a ser líderes en el mercado mundial."

Un importante ejemplo de buenas prácticas en el Reino Unido, señalado por Battle, es el programa Foresight. Fue concebido a fin de que los investigadores británicos pudieran identificar sectores en los que el desarrollo tecnológico podría causar mayor impacto en la mejora de la competitividad industrial del país. Según John Battle, un importante beneficio del Foresight ha sido que "en el Reino Unido, ha permitido también entablar conexiones, en particular entre los sectores público y privado y entre los mundos académico e industrial." La participación de la industria ha significado que el Foresight es "mucho más que un ejercicio académico", porque se trata de "un vehículo dinámico y estimulante para nuevas ideas, nuevas relaciones, nueva investigación y nuevos productos.

Edith Cresson, comisaria europea a cargo de ciencia, investigación e innovación, también pronunció un discurso durante la conferencia, en el que destacó la labor que la UE está llevando a cabo a fin de reducir el déficit de innovación en Europa y mejorar la competitividad. Afirmó que, si bien se necesita acción en todos los niveles -regional, nacional y europeo- de la industria, las universidades y el mundo financiero, la UE está tratando de abordar muchos de los problemas a través del Plan de Acción para la Innovación y del futuro V Programa marco de IDT, al igual que por medio de otras iniciativas.

Una importante iniciativa que Edith Cresson puso en marcha en diciembre de 1997 consiste en un periodo de consultas en profundidad como medio para fomentar y apoyar la creación de nuevas empresas de alta tecnología. Las empresas que se fundan en los campus y otras derivadas de la colaboración universidad-industria constituyen un ejemplo típico de la clase de empresa que la iniciativa de la Comisión se propone apoyar. Otra gama de actividades que la Comisión respalda tiene por objeto desarrollar las fuentes de capital riesgo que están disponibles para la puesta en marcha o la expansión de esas empresas de alta tecnología. Las iniciativas denominadas I-TEC y de Crecimiento y empleo, junto con el mecanismo de tecnología europeo, fueron todos lanzados el año pasado. Utilizando solo alrededor de 380 millones de ecus de financiación de la UE en el curso de unos pocos años, se espera que estas acciones recauden unos 2.000 millones de ecus en inversiones de capital riesgo para actividades orientadas a la innovación.

Información relacionada

Programas

Países

  • 271485480
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba