CORDIS
Resultados de investigaciones de la UE

CORDIS

Español ES

Noticias

Español ES

Más cerca del sistema de navegación europeo Galileo gracias a un nuevo lanzamiento

El lanzamiento de dos satélites Galileo de la Agencia Espacial Europea (ESA), realizado el 22 de agosto desde la Guayana Francesa, supone el primer paso de una nueva fase del programa propio europeo de navegación por satélite.

Otros

Si bien el lanzamiento de ambos satélites no se ha producido tal y como se esperaba —se ha confirmado una ligera anomalía en sus órbitas—, ya se puede afirmar que ambos satélites están bajo control.

Galileo es un proyecto apasionante que permitirá a Europa contar con su propio sistema de navegación por satélite con una precisión de un metro o menos. Tras su plena puesta en marcha, la red contará con treinta satélites y su infraestructura en Tierra correspondiente operando en paralelo a los sistemas GPS estadounidense y Glonass ruso.

Si se tiene en cuenta que, según cálculos de la Unión Europea, el PIB europeo dependiente de las aplicaciones GPS asciende a 800 000 millones de euros anuales, se puede afirmar sin duda que el proyecto es una inversión vital a largo plazo en la tecnología europea. Nuevas empresas podrán sacar partido a la precisión de los datos temporales y de localización enviados desde el espacio.

La disponibilidad del servicio quedará garantizada salvo en las situaciones más extremas y, en caso de fallo en los satélites, lo transmitirá a los usuarios en cuestión de segundos. Estas características lo convierten en una herramienta idónea para aplicaciones en las que la seguridad resulta fundamental, como por ejemplo la conducción automática de automóviles, los trenes en movimiento y el aterrizaje de aviones. Galileo proporcionará además una función de búsqueda y salvamento (SAR) a través de unos transpondedores instalados en los satélites capaces de transmitir las llamadas de auxilio originadas en los transmisores de los usuarios hasta los centros regionales de coordinación de rescate.

La modularidad del sistema, construido gradualmente, de navegación implica que cada satélite podrá, tras su entrada en servicio, transmitir una señal de navegación válida para usuarios que cuenten con receptores combinados Galileo/GPS, ya disponibles comercialmente.

La ESA confía en que la constelación esté completa (o parcialmente completa) y en órbita para 2017. El lanzamiento de este mes de los satélites Galileo quinto y sexto se llevó a cabo en un cohete Soyuz. Para los entre seis y ocho satélites que se espera poner en órbita cada año, la ESA acaba de solicitar tres cohetes Ariane-5 de gran tamaño valorados en 500 millones de euros.

Con respecto a la órbita actual de los satélites cinco y seis, la ESA afirmó que se está estudiando la situación para determinar la magnitud de la anomalía y las posibles repercusiones para la misión. Se publicará más información sobre el estado de los satélites en cuanto haya finalizado el análisis preliminar de la situación.

ESA es una organización intergubernamental creada en 1975 con la misión de dar forma al desarrollo de la capacidad espacial europea y garantizar que las inversiones espaciales generen beneficios para los ciudadanos de Europa y del resto del mundo. Coordina los recursos económicos e intelectuales de sus miembros y ejecuta programas y actividades que van más allá de las posibilidades individuales de cualquier país de Europa.

Cuenta con veinte países asociados: Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Noruega, Polonia, Portugal, Rumanía, España, Suecia, Suiza y Reino Unido, dieciocho de los cuales son Estados miembros de la Unión Europea. Además mantiene acuerdos de cooperación con otros ocho Estados miembros. Canadá participa en varios programas de la ESA bajo un acuerdo de cooperación.

Países

Alemania