Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Un estudio proporciona información nueva sobre la estructura genética del cáncer de riñón

Un estudio realizado dentro del proyecto europeo CAGEKID ha revelado un vínculo entre el carcinoma de células rurales y la exposición a ácido aristolóquico.

El estudio, en el que participó un grupo extenso de pacientes con cáncer de riñón residentes en Europa, ha facilitado información novedosa sobre la estructura genética de esta enfermedad. También ha sacado a relucir lo que parece ser un vínculo entre la exposición a ácido aristolóquico y la incidencia de cáncer renal, principalmente en Rumanía. El cáncer de células renales es un grave problema de salud pública en Europa, donde se registra la mayor tasa de incidencia del mundo. Los casos de este carcinoma se han incrementado constantemente en los últimos dos decenios, siendo hoy en día el octavo tipo de cáncer más común en el continente. El citado estudio indica la existencia de un vínculo entre este tipo de cáncer y el ácido aristolóquico, un compuesto que se encuentra en plantas del género Aristolochia. Una de estas plantas, Aristolochia clematitis, es muy común en los Balcanes. El estudio fue realizado por científicos de la institución «McGill University and Génome Québec Innovation Centre», con sede en Montreal. Consistió en una secuenciación del genoma completo a partir de ADN aislado de muestras de sangre y de tejido tumoral y también en la secuenciación de ARN procedente de muestras de tejidos tumorales y normales emparejados que fueron tomadas de un total de noventa y cuatro enfermos de cáncer renal de cuatro países: República Checa, Rumanía, Rusia y Reino Unido. Yasser Riazalhosseini, profesor ayudante de genética en la Universidad McGill, declaró: «La observación más llamativa es la elevada frecuencia de un tipo específico de patrón de mutación en los pacientes rumanos. El contexto secuencial específico en el que se enmarcan estas mutaciones y su predominio en la cadena no transcrita de ADN nos llevan a formular la hipótesis de que la mutación se debe a la exposición a ácido aristolóquico durante la vida del paciente». Por su parte, el profesor Mark Lathrop, director científico de la mencionada institución de Montreal, añadió: «En el estudio participaron solamente catorce pacientes de Rumania, pero el patrón de mutación mencionado se halló en doce de ellos». En consecuencia, vamos a analizar muestras de más pacientes de Rumanía y de otros lugares de la región balcánica en una investigación complementaria que ya está en marcha con el propósito de evaluar el grado de exposición». Este estudio se llevó a cabo en el seno del proyecto CAGEKID, que forma parte del Consorcio Internacional del Genoma del Cáncer (ICGC). CAGEKID estuvo coordinado por la Fundación Jean Dausset CEPH (Francia) y concluyó en agosto de 2014 después de más de tres años de investigaciones. El equipo del proyecto CAGEKID consiguió reconocer biomarcadores posibles del carcinoma de células renales a partir de un mapeo del genoma completo de cuarenta y cinco muestras. La disponibilidad de biomarcadores como estos podría facilitar un diagnóstico precoz y el diseño de tratamientos dirigidos. A largo plazo, esto podría mejorar el pronóstico de los pacientes y proporcionar conocimientos valiosos sobre la variabilidad en la incidencia del carcinoma de células renales dentro y fuera de Europa. Para más información, consulte: CAGEKID http://www.cng.fr/cagekid/index.html

Países

Francia

Artículos conexos