Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

La exploración submarina a gran profundidad, pronto al alcance de la mayoría de los arqueólogos

Benedetto Allotta, coordinador del proyecto ARROWS, cuenta cómo su equipo creó vehículos de exploración submarina adaptados a las necesidades y las expectativas de los arqueólogos que trabajan a grandes profundidades bajo el mar.
La exploración submarina a gran profundidad, pronto al alcance de la mayoría de los arqueólogos
El proyecto financiado con fondos europeos ARROWS está trabajando para que, gracias a una tecnología flexible y asequible, la exploración arqueológica submarina a gran profundidad deje de ser una actividad peligrosa y cara.

Cuando Platón ideó el mito de la Atlántida probablemente no esperaba que esta isla misteriosa fuera objeto de debates y nutriera el imaginario popular durante más de dos mil años. Sin embargo, las fantasías de la Atlántida reflejan en gran medida los misterios que aún se ocultan en los fondos marinos. Los mares y océanos están plagados de pecios y yacimientos sumergidos, pero para descubrirlos es necesario contar con herramientas flexibles y de bajo coste que derriben los escollos logísticos y económicos actuales.

El proyecto ARROWS (Archaeological Robot systems for the World’s Seas), financiado con 4 millones de euros, se propone retomar la labor realizada en los campos de la seguridad militar y las tecnologías de perforación petrolera y gasística marinas mediante la creación de vehículos de exploración submarina adaptados a las necesidades y las expectativas de los arqueólogos que trabajan a grandes profundidades bajo el mar. Desde la puesta en marcha del proyecto, en septiembre de 2012, los diez participantes del consorcio han creado tres vehículos submarinos autónomos (AUV), uno de ellos un U-CAT, un robot con enorme capacidad de maniobra inspirado en las tortugas y diseñado para introducirse en pecios. Estos AUV y sus componentes específicos aportan ventajas atractivas, como un tamaño y costes de misión reducidos, mayor versatilidad, menor peso y diseños más ergonómicos.

Benedetto Allotta, profesor de robótica en la Universidad de Florencia y coordinador del proyecto ARROWS, expone los principales atractivos comerciales de las tecnologías de AUV creadas por el equipo del proyecto, explica los procesos de demostración realizados con la participación activa de arqueólogos y habla sobre la comercialización de los nuevos AUV de ARROWS.

¿Cuáles son los objetivos principales de ARROWS?

ARROWS se propone adaptar y desarrollar tecnologías de AUV cooperativas y de bajo coste para reducir considerablemente los gastos de las actividades arqueológicas, abarcando todos los tipos de campañas realizadas en este campo de la ciencia. La metodología de ARROWS pasa por conocer las necesidades de los arqueólogos en todas las fases de una campaña y proponer y demostrar tecnologías adecuadas.

¿Cuál fue la función de los arqueólogos en ARROWS?

Por un lado, los arqueólogos ofrecieron las especificaciones del vehículo e identificaron los requisitos de las tecnologías a desarrollar. Los requisitos para el empleo de AUV en arqueología corren a cargo del Grupo Consultivo Arqueológico, un grupo que cuenta con arqueólogos europeos tanto pertenecientes al consorcio de ARROWS como ajenos a él.
Por otro lado, los arqueólogos ofrecieron ayuda a la hora de elegir emplazamientos de demostración significativos.

¿Se encontraron con algún obstáculo durante el proyecto? Y, en caso afirmativo, ¿cómo lo resolvieron?

Bajo el agua se carece de señal GPS, por lo que uno de los problemas principales del empleo de AUV en arqueología submarina es realizar correctamente las georreferencias de las imágenes y los sonogramas tomados en los yacimientos submarinos. La precisión con la que han de trabajar los arqueólogos es de un metro, y lograrla es todo un reto. Otro problema a solucionar en el entorno submarino reside en entablar comunicaciones que permitan contar con un equipo de vehículos heterogéneos cooperativos. Esta capacidad se logra mediante tecnología acústica moderna, más lenta y menos fiable que la comunicación por radio atmosférica.

¿Cuáles son las principales ventajas de U-CAT con respecto a otros robots submarinos?

U-CAT lo diseñaron nuestros colegas estonios con la intención de contar con un robot capaz de introducirse en pecios modernos (de metal). Sus puntos fuertes son: su pequeño tamaño, que permite introducirse por aberturas pequeñas del pecio; su forma redonda y sin protuberancias, para reducir el riesgo de quedarse enganchado; su bajo peso y diseño ergonómico, para su utilización con una embarcación pequeña; y su enorme maniobrabilidad, para desplazarse con eficacia por los camarotes y los pasillos de los pecios. Además, el coste del U-CAT es lo suficientemente reducido como para que resulte rentable para la comunidad arqueológica y para reducir los riesgos económicos en caso de perder el vehículo. El U-CAT es fácil de utilizar, si bien es necesario contar con formación específica en robótica para su utilización, y al poder controlarse a distancia (modo ROV) posee una amplia gama de aplicaciones posibles.

En el proyecto se han creado otras tecnologías. ¿Puede hablarnos de ellas?

Se han creado dos vehículos adicionales en el marco de ARROWS. El primero es «Marine robotic tool for archaeology» (MARTA), un AUV de coste medio diseñado por la Universidad de Florencia que cuenta con una estructura electromecánica modular. Por modular se entiende que es posible en poco tiempo (en cuestión de minutos) desmontarlo y montarlo de nuevo con otros sensores distintos (carga útil de sónar u óptica). Las baterías también pueden reemplazarse con gran rapidez. El vehículo tiene forma de torpedo con un diámetro (177mm) inferior al de los vehículos existentes y más vendidos. Además posee abundante equipamiento de sensores de navegación para satisfacer las necesidades de precisión para georreferencia. La carga útil sensora incluye dos cámaras digitales y un innovador sónar de descubrimiento. Aun así se pueden diseñar y montar otros módulos de carga útil con gran facilidad.
El otro AUV es el vehículo A-Sized diseñado por Edgelab SRL, una pyme italiana con sede en La Spezia. El vehículo de Edgelab también posee forma de torpedo, si bien su diámetro es menor al de MARTA (150 mm). El planteamiento de Edgelab pasa por crear un vehículo realmente barato, atractivo y fácil de utilizar, pero con un rendimiento reducido. El peso del vehículo es cercano a los quince kilos, por lo que la logística implicada en su utilización es muy sencilla. Ofrece una oportunidad muy interesante y de bajo precio para arqueólogos y otros científicos en general.
Además de los vehículos, varias pymes del consorcio han creado componentes para los AUV. Uno de ellos es una herramienta de limpieza suave para montar en un AUV ya existente y de mayor tamaño (el Typhoon desarrollado por la Universidad de Florencia) de la que son responsables NESNE (Turquía) y AMT (España) y que se ensayará en Sicilia.

Uno de los principales objetivos del proyecto es lograr que las tecnologías sean asequibles. ¿Cómo se logra este objetivo?

Decidimos ofrecer una solución al problema que suponen los vehículos caros mediante diseños personalizados de vehículos innovadores, que contasen con la cantidad mínima posible de sensores de navegación caros. El A-Sized constituye la máxima expresión de este planteamiento, que ha dado lugar a un vehículo de muy bajo coste y rendimiento reducido pero que ofrece enormes ventajas en lo referente a la logística y la capacidad de utilización. El vehículo MARTA supone un equilibrio entre costes, requisitos, precisión de georreferencia y facilidad de uso y posee la ventaja de contar con una estructura electromecánica modular para generar distintas configuraciones de carga útil y vehículo.

Han realizado ensayos en los mares Mediterráneo y Báltico. ¿Se encuentra satisfecho con los resultados obtenidos hasta la fecha?

Diseñar y construir tres vehículos nuevos desde cero no fue tarea fácil, como tampoco lo fue la tarea subyacente pero importante de lograr que varios vehículos heterogéneos se comunicaran y cooperasen.
Hasta ahora hemos realizado ensayos en la Toscana, Israel, Croacia y el Báltico. Los resultados preliminares son alentadores. Las demostraciones finales se encuentran en fase de preparación y esperamos realizar una campaña del 26 de mayo al 6 de junio en el archipiélago de Egadi (Sicilia). También se llevarán a cabo ensayos en Estonia durante la segunda mitad de julio. Nos mostramos muy optimistas de cara a las demostraciones finales de ARROWS.

¿Cuándo calcula que podrán comercializarse las tecnologías propuestas?

Esperamos comercializar algunas de las tecnologías y vehículos creados en ARROWS en los próximos tres años.

Para más información, consulte:

ARROWS
http://www.arrowsproject.eu/

Fuente: Basado en una entrevista publicada en el número 43 de la revista de resultados research*eu.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba