Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

El presidente Santer defiende a los comisarios tras su dimisión colectiva

El día siguiente a la dimisión colectiva de los miembros de la Comisión Europea, producida a raíz del primer informe del Comité de Expertos Independientes nombrado por el Parlamento Europeo, el presidente Jacques Santer formuló diversos comentarios en nombre de la Comisión.

"...
El día siguiente a la dimisión colectiva de los miembros de la Comisión Europea, producida a raíz del primer informe del Comité de Expertos Independientes nombrado por el Parlamento Europeo, el presidente Jacques Santer formuló diversos comentarios en nombre de la Comisión.

"Este informe examina un número limitado de casos específicos que han sido objeto de críticas recientemente por parte del Parlamento Europeo. Dichos casos son sometidos a un análisis exhaustivo y, aunque las conclusiones revelan ciertas irregularidades y un caso de favoritismo, debo señalar que no existe indicación alguna de comportamiento fraudulento, corrupción o enriquecimiento por parte de los miembros de la Comisión.

Tomando como base este número muy reducido de casos de fraude e irregularidades - merecedores, sin duda alguna, de críticas -, el informe del Comité presenta un panorama de ausencia total de responsabilidad por parte de esta institución y de sus funcionarios. Esta imagen es falsa. El tono del informe me parece totalmente injustificado.

Me cuesta aceptar que cuatro años de trabajo, durante los cuales esta Comisión ha alcanzado todos los objetivos de su programa político, se vean reducidos a seis casos de irregularidades, cuatro de los cuales se remontan a fechas anteriores a 1995. Tenía la esperanza de que el Comité de Expertos Independientes tendría en cuenta la importancia de las reformas sustanciales introducidas por esta Comisión en 1995 y el ambicioso programa que se anunció al Parlamento Europeo en enero.

La decisión tomada por la Comisión ayer (15 de marzo de 1999) fue un acto político. Hemos asumido nuestras responsabilidades, aunque juzgamos que este informe adolece de una falta de equilibrio. A veces las críticas pueden tener un efecto saludable. Espero que esta crisis contribuya a restablecer el funcionamiento armonioso de las instituciones.

He informado al presidente del Consejo Europeo de la decisión adoptada ayer. También le he comunicado que, de acuerdo con los tratados, continuaremos desempeñando nuestras funciones hasta que seamos sustituidos en virtud de los procedimientos previstos", declaró el presidente Santer.

El caso de favoritismo al que aludió el presidente Santer se refiere a los vínculos entre la comisaria Edith Cresson, responsable de investigación, innovación, educación, formación y juventud, y el Sr. Bertholot. El Comité de Expertos Independientes explicó que la comisaria Cresson deseaba aprovecharse de la experiencia y los conocimientos del Sr. Bertholot en la Comisión, en particular con respecto a la preparación del V Programa Marco (5PM) de Investigación, Desarrollo Tecnológico y Demostración (IDT), y éste era un viejo amigo de la comisaria.

El Sr. Bertholot obtuvo dos contratos con la Comisión:

- DG XII (del 1 de septiembre de 1995 al 28 de febrero de 1997);
- Centro Común de Investigación (del 1 de marzo de 1997 al 31 de diciembre de 1997).

Tras analizar el papel del Sr. Bertholot en estos contratos, el Comité de Expertos Independientes indicó las razones objetivas de queja sobre su reclutamiento por parte de la Comisión y concluyó: "En resumen, los dos contratos son irregulares porque carecen de fundamento jurídico y, por consiguiente, la candidatura del Sr. Bertholot debería haber sido declarada inadmisible en ambos casos".

El Comité de Expertos Independientes también llegó a la conclusión de que:

- la duración de los contratos fue excesiva;
- resulta muy poco probable que sus misiones a Châtellerault, Francia, (localidad de la que la comisaria Cresson era alcaldesa) estuvieran relacionadas con los intereses de la Comisión;
- el Sr. Bertholot no produjo una cantidad mínima de trabajo.

El Comité de Expertos Independientes concluyó que se trataba de un caso claro de favoritismo.

"Se reclutó a una persona sin las cualificaciones apropiadas para los diferentes cargos que desempeño. Las tareas que llevó a cabo fueron deficientes por lo que respecta a su cantidad, calidad e importancia. La Comunidad no amortizó los fondos empleados.

Asimismo, la persona contratada desempeñó sus tareas principalmente como ayudante personal de la comisaria, y existen indicios claros de que en numerosas ocasiones sus tareas no estuvieron relacionadas con las actividades de la comisaria en representación de Europa.

Las autoridades administrativas competentes firmaron los contratos, y los servicios de control financiero los aprobaron de antemano. A pesar de la falta de base jurídica, parece que en ningún momento albergaron duda alguna en cuanto a su actuación.

El cumplimiento de los requisitos oficiales no exonera a los beneficiarios de su responsabilidad, ya se trate del empleador (la Sra. Cresson) o el empleado (el Sr. Bertholot). Todo lo contrario: puesto que se trataba de un amigo de la Sra. Cresson, ésta, en su calidad de comisaria, debería haberse comportado con la mayor prudencia posible en esta materia," concluyó el Comité de Expertos Independientes.

Información relacionada

Temas

Políticas
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba